[Publicado en  laicismo.org]

LAICISMO.ORG · · 16 JULIO, 2018

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Ávila acaba de conceder autorización de uso excepcional en suelo rústico de protección natural para la construcción de un complejo religioso de casi 15.000 metros cuadrados edificados en una parcela de 280.000 m2.

El proyecto se presentó en 2007 por la Asociación Pública de Fieles, Pobres y Humildes en Vocación de Iglesia, Profecía de Esperanza (Pohuvipre) que contempla un centro cultural, religioso y de obra social en el término de Burgohondo (Ávila).

En 2013 ya se publicó en el Boletín Oficial de CyL del 13 de marzo la resolución favorable de la evaluación de impacto ambiental del proyecto, que se ubicará en una parcela de 280.000 metros cuadrados, en el término de Burgohondo, a 36 kilómetros de la capital abulense, en el Valle del Alberche, cerca de la Comunidad de Madrid.

La zona más alta, al oeste de la finca, es un páramo con una suave pendiente hacia el sur-este. En él, entre el camino de acceso a cota 846 y el viñedo rectangular a cota 830) se propone construir el Pueblo (conjunto de moradas y albergues, espacios de uso temporal dedicados al retiro espiritual) y la Asamblea (lugar de reunión y estudio de la Iglesia, dotado con una espacio de reunión con aforo para 250 personas aproximadamente, así como de una biblioteca y espacios de estudio en grupo o  individuales). En sus proximidades, hacia el sur, insertado entre las rocas, que forman la espina dorsal de la montaña, se ubica la Iglesia con aforo para 500 personas y que asciende hasta los 20 metros de altura.

En el centro del monte, en la cota 800, buscando intimidad entre los árboles y las vueltas del terreno y apoyado en las rocas existentes, se construye, aislado, el espacio de la Comunidad orante. Lugar dedicado exclusivamente a la oración cuenta con un pequeño oratorio y algunas estancias de acogida temporal para 10 personas. En la zona más baja, hacia el Este de la parcela, junto al pueblo existente de Burgohondo está situada la Obra Social que cuenta con un centro de día con capacidad 90 pacientes.

El Pueblo se organiza en lo que llamamos 5 “islas” ( N1, N2, N3 y S1y S2) y una “isla” especial constituida por la Comunidad Itinerante, el comedor y las cocinas. Cada isla está básicamente constituida por un Albergue en su extremo Norte, una agrupación de 5 o 6 edificios de Moradas, y una sala de reuniones, casi siempre orientada al Sur. Concretamente la distribución de estas islas es como sigue:
N1 cuenta con 20 Moradas, 1 albergue con capacidad de 30 camas y sala de estudio, 2 salas de reuniones ( cada una con una pequeña cocina).
N2 cuenta con 19 Moradas, 1 albergue con capacidad para 32 camas, piscina y gimnasio, un albergue para estudios en el lado Sur y 1 sala de reuniones.
N3 cuenta con 24 Moradas, 1albergue dedicado a las Familias (12 familias) y 2 salas de reuniones, una orientada al Norte y otra al Sur.
S1 tiene 18 Moradas, 1 albergue al Norte con una planta baja dedicada a la música fonoteca y salas de práctica) y dos salas de reuniones, ambas orientadas al Sur.
S2 tiene 24 Moradas y tres salas de reuniones, dos orientadas Norte, Noreste y otra hacia el Sur.

Esta asociación religiosa cuenta con otros proyectos sociales que ya desarrolla en Vitoria, Pamplona, Bilbao, Madrid, Granada y Málaga.

Ante el impacto que supone esta intervención en suelo protegido Eologistas en Acción ha presentado un recurso al entender que esta autorización permitirá la construcción de un nuevo núcleo urbano en zona rústica, que no cuenta con adecuada red de saneamiento, que no es un tema de interés general que permita modificar los usos existentes desde una perspectiva del interés público, o que las actuaciones previstas no requieren implnatarse en estos terrenos y que bien pudieran ejecutarse en suelos urbanos existentes.

En definitiva pudiera interpretarse que se trata de un uso especulativo del suelo para permitir unas construcciones de este tipo en un paraje natural y su posterior aprovechamiento privativo bajo el pretexto de unos fines religiosos, que también son de carácter privativo.