El filósofo cumple hoy 91 años con su capacidad para inspirarnos intacta. Estos son extractos de su pensamiento que funcionan como lecciones para hoy, mañana y siempre

El filósofo Emilio Lledó en su casa de Madrid este mismo 2018. Álvaro García

RAQUEL PIÑEIRO para El País 5 NOV 2018

Hay muchos que hablan de él como “el sabio oficial de España”. Emilio Lledó (Sevilla, 1927) es autor de una obra prolija e inabarcable. Ensayos como Memoria de la ética, El silencio de la escritura, Elogio de la infelicidad o La memoria del logo le han proporcionado infinidad de premios –el Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, entre ellos-, pero sobre todo el respeto y afecto de lectores y libreros. Él nunca ha dejado de señalar al responsable de todo ello y a su mayor influencia: un profesor llamado don Francisco.

“El aprendizaje no es importante, sobre todo ahora que tenemos tantos medios de conocimiento e información; lo importante es crear libertad intelectual y capacidad de pensar”

Lledó dejó Sevilla a los seis años y se trasladó a Vicálvaro (suroeste de Madrid) con su familia. Allí fue donde un maestro de colegio, don Francisco, le mostró cómo un buen profesor, en un colegio público de un barrio obrero de Madrid, puede inculcar en un niño la curiosidad, el amor por la cultura y la devoción por la lectura. Al terminar la carrera de filosofía emigró a Alemania, donde casi sin hablar el idioma prosiguió su formación y se convirtió en profesor. Tras su regreso a España en los sesenta, enseñó historia de la filosofía en Barcelona, Tenerife y Madrid y se convirtió para varias generaciones en lo que fue don Francisco para él: un maestro que enseña que la educación consiste en mucho más que memorizar y repetir, alguien capaz de inocular entusiasmo por el conocimiento.

Defensor irredento de la libertad y del poder transformador de la educación, aquí van 25 extractos de su pensamiento que podrían funcionar como una guía para ser mejores, más justos y más felices.

 “Lo triste es un indecente con poder. Eso es lo que tenemos que evitar” (Cadena Ser)

 “Cuando el pensamiento es poderoso, se puede decir en cualquier lengua”(El Correo de Andalucía)

 “He vivido la guerra y el franquismo, tengo una experiencia muy larga de esperanzas y desesperanzas. Cuando era profesor en La Laguna, Valladolid o Barcelona había la esperanza de que las cosas iban a mejorar. Y, de alguna forma, algo de franquismo sigue. El nombre de democracia sirve a mucha gente, a aquella a la que se refería aquel cartel que, durante la Guerra Civil, se veía en algunas calles ‘No pasarán’. Pero pasaron y, con todas las variaciones que sean, siguen pasando” (EL PAÍS).

 “No hay futuro sin memoria” (El Correo de Andalucía)

 “El Alzheimer colectivo es todavía mucho peor que el Alzheimer individual, y un país sometido a la falsificación de lo colectivo es un país condenado” (Filosofía & co)

 “En esta sociedad los que no se lucran son considerados tontos, pero en realidad la gran desgracia es la obsesión por el dinero” (Lecturas Sumergidas)

 “El aprendizaje no es importante, sobre todo ahora que tenemos tantos medios de conocimiento e información; lo importante es crear libertad intelectual y capacidad de pensar” (Filosofía & co)

 “Creo que cualquier bandera entorpece. Lo que tenemos que tener es una bandera de justicia, de bondad, de educación, de cultura, de sensibilidad, de filantropía, otro sustantivo maravilloso de los griegos, el amor a los otros” (EL PAÍS).

 “La libertad de expresión es fundamental, pero lo verdaderamente importante es que haya libertad de pensar” (Cadena Ser)

 “Yo pienso muchas veces, cuando escribo, qué quedará dentro de 20 o 30 años de esas palabras. Probablemente nada, tampoco importa. Pero qué maravilla estar tantos siglos en cartel como Platón, Aristóteles o don Miguel de Cervantes. Leerlos mucho tiempo después y deslumbrarte con ellos” (Lecturas Sumergidas)

 “Creo decididamente en la enseñanza pública, en una enseñanza en la que no sea el dinero el que cambie las perspectivas o los tipos de enseñanza, porque además no suele cambiarlo” (Filosofía & co)

 “El neoliberalismo supone el dominio de los que han tenido mejores posibilidades de educación para imponerse a los otros. No hay igualdad y por eso es detestable” (Lecturas Sumergidas)

 “La violencia y la crueldad son inseparables compañeros de la ignorancia”(El Comercio)

 “A pesar de los errores, si no hubiera ganado la dictadura y se hubiera mantenido la República, este país sería distinto, sería mejor” (Público)

 “El amor es una forma de salir de ti, encontrar un vínculo enormemente intenso, poderoso y creativo a su vez, que da vida. Somos lenguaje y amor” (El Viejo Topo)

 “Para mí la palabra hambre no es una metáfora” (Lecturas Sumergidas)

 “Todos necesitamos un rincón de felicidad, de amistad, de cariño. Eso es tan esencial como comer para los seres humanos, pero hay momentos en los que no podemos regodearnos en la propia felicidad como señoritos satisfechos, momentos en los que se impone luchar por algo que ponga freno a la infelicidad que nos rodea” (Lecturas Sumergidas)

 “Lo que me preocupa con la edad es el problema de la decencia.Mantenerte coherente a lo largo de tu vida con los errores grandes, medianos o pequeños que hayas cometido. Que no te avergüences de ti mismo” (La Sexta)

 “La necesidad que tenemos de amor es un indicio de que estamos vivos, de que la amistad es una necesidad, igual que el entenderse con las palabras y el leer” (Lecturas Sumergidas)

 “La televisión sirve para ilustrar, o para manipular, o para engañar, o para tergiversar, o para mentir, pero también para crear” (Filosofía & co)

 “Lo público es la esencia de la democracia y la cultura es la esencia de lo público y de la democracia. Por eso hay que empezar a construir desde la escuela, una escuela que tiene que ser igualitaria y pública. El dinero no puede determinar los niveles de la educación” (Lecturas Sumergidas)

 “No entiendo el nacionalismo más que como un asunto de dineros de unos cuantos interesados. Están jugando con la emocionalidad de la gente justificando diferencias que no existen. Nacer en un país o en otro no es más que una cuestión de azar” (El Mundo)

 “Yo no soy nacionalista, no sé lo que es. Nací en el barrio de Triana; a mi padre, que era militar, lo destinaron a A Coruña, a Vicálvaro, al acabar la Guerra Civil a la calle, después a Madrid” (EL PAÍS).

 “Somos naturaleza, pero al mismo tiempo los seres humanos inventamos otros principios fundamentales parecidos al agua, al aire, al fuego, a la tierra. Esos principios son: la justicia, el bien, la verdad, la belleza. Esos son nuestros tesoros, esa es la cultura. Ahí está el camino” (Lecturas Sumergidas)

 “Si eres un miserable o si te has convertido en un miserable por aceptar la corrupción, el chantaje, la estafa, la falsedad o la ignorancia terminarás haciéndole la vida mucho más difícil a los otros” (El Mundo)

 “Corruptos a la calle’, esa es la única solución ante lo que está pasando” (Lecturas Sumergidas)

 “Hay que luchar por recuperar lo que hemos perdido y por llevarlo más allá, por conquistarlo enteramente, porque si no llegaremos a la aniquilación del país. Está claro que quienes nos gobiernan lo que quieren es meternos grumos en la cabeza” (Revista Turia)

 “No hay que perder la ilusión. Pese a todo, yo tengo esperanza” (Lecturas Sumergidas)