Inicio Actualidad Actualidad y política La banca prepara otra oleada de despidos mientras gana 1,9 millones por...

La banca prepara otra oleada de despidos mientras gana 1,9 millones por hora en 2018

39
0
Oficinas de Banco Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Bankinter. EFE/REUTERS/E.P.

Los beneficios del sector se disparan hasta los 16.676 millones después de que los procesos de fusión y saneamiento se hayan llevado por delante 90.000 empleos, más de 11.000 sucursales y más de medio centenar de entidades desde 2008

EDUARDO BAYONA, Público, 01/02/2019

La gran banca española cerró 2018, en vísperas de otro recorte de empleo en un sector que va camino de haber perdido 90.000 trabajadores desde 2008 (más de 8.000 por año), con unos beneficios conjuntos de 16.676 millones de euros, lo que supone un avance de 3.053 millones (un 22,4% más) sobre el ejercicio anterior, según la información remitida a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores)  por las seis principales entidades que cotizan en el Ibex 35 de la bolsa española: SantanderBBVACaixaBankBankiaBankínter Sabadell.

Ese beneficio, no obstante, si se tiene en cuenta únicamente el negocio de las seis entidades en España se sitúa en 6.802 millones de euros. Las dos principales, Santander y BBVA, tienen, de hecho, sus principales mercados en el extranjero, donde han obtenido, respectivamente, unos resultados netos de 6.072 y 3.802 millones.

El cuarto trimestre del año ha tenido una elevada rentabilidad para el sector financiero español, ya que los resultados finales del año suponen, respectivamente, sendas mejoras de 2.767 y de 1.166 millones de euros sobre los 13.909 y los 5.636 de los nueve primeros meses del año a nivel global y estatal.

En cualquier caso, tanto los resultados globales del negocio bancario con matriz española como los que obtienen en el país, arrojan unas medias vertiginosas: 1,9 millones de euros por hora a escala planetaria y 776.500 euros en el ámbito local.

Santander BBVA siguen siendo, de largo, los bancos con matriz española más rentables, con sendos beneficios netos de 7.810 y 5.324 millones de euros, más del triple y mucho más del doble, respectivamente, de los 1.985 millones  de CaixaBank.

Sin embargo, el ránking cambia si se tiene en cuenta únicamente la actividad bancaria en España, donde la entidad catalana trasladada a Valencia se sitúa como líder al reducirse el negocio local de los dos gigantes a 1.738 en el caso de Santander, pese a la absorción de Popular, y 1.522 millones para BBVA.

Por detrás, Bankia, que ya ha cerrado la absorción de BMN a la espera de que el Gobierno subaste la entidad resultante, gana posiciones con unos resultados de 703 mientras Bankínter, que acaba de adquirir EvoBanc, crece hasta los 526 millones y Sabadell pincha con una caída de 801 millones a 328 millones por el mal resultado de sus operaciones en Reino Unido con su filial TSB.

El selecto club financiero espera en los próximos meses a su séptimo miembro con la fusión de Liberbank y Unicaja, dos de los bancos medianos salidos del proceso de reestructuración de las cajas de ahorro y que el año pasado obtuvieron unos resultados netos de más de 250 millones, 110 millones al cierre del ejercicio el primero y 142 millones a 30 de septiembre el segundo.

90.000 empleados, 11.000 oficinas y 51 bancos menos

Esa época de bonanza para los banqueros no lo es tanto sin embargo, para las plantillas del sector, que desde 2008 han perdido a alrededor de 90.000 integrantes mientras los procesos de fusión y saneamiento, que han costado a las arcas públicas más de 62.000 millones de euros,se llevaban por delante a más de cincuenta entidades y llevaban al cierre a más de 11.000 sucursales.

A lo largo de 2018 se perdieron otros 5.000 puestos de trabajo en la banca con los EREs

Según los datos del Banco de España, entre 2008 y 2017 la plantilla del sector financiero pasó de 278.301 empleados a 192.626, con una caída de 85.685; el número de entidades caía de 173 a 122, medio centenar menos, entre 2012, poco después de comenzar el proceso de fusiones, y 2017; y, por último, en ese último periodo la cifra de oficinas y sucursales bajaba de 38.237 a 26.775, con un recorte de 11.462.

“A lo largo de 2018 se perdieron otros 5.000 puestos de trabajo con los EREs, entre los que destacan los de Santander, Ibercaja, Bankia y Liberbank”, explica Joan Sierra, responsable del sector de Banca de CCOO, que añade que entidades como CaixaBank o BBVA tienen abiertos planes de salida voluntaria a los que en el primer caso se acogieron unos 150 trabajadores. “En esos once años han salido 120.000 empleados y ha habido unas 30.000 incorporaciones, lo que deja un saldo negativo de 90.000”, añade.

ERE en CaixaBank y prejubilaciones en Unicaja

Y el achique de plantillas va a continuar. CaixaBank ha anunciado un ERE para despedir a 2.157 trabajadores (el 7,3% de la plantilla), aunque las negociaciones todavía no han comenzado, mientras Unicaja va a comenzar a ejecutar las 760 prejubilaciones voluntarias acordadas con los sindicatos a finales de diciembre tras la absorción de CEISS (Caja España y Caja Duero).

Santander, por su parte, prepara varios cientos de despidos en su red de filiales en el extranjero mientras la plantilla en España teme otro ajuste de más de 3.000 puestos tras los 1.100 que el año pasado se llevó por delante el primer ajuste tras la absorción de Popular.

Sierra, no obstante, vaticina un año sin nuevos recortes de plantilla en el sector bancario español, aparte de los anunciados por Unicaja y CaixBank y de los planes de salida voluntaria que mantienen abiertos varios bancos. “Hay mucha competencia, y las entidades necesitan el empuje de toda su red para captar clientes y negocio”, apunta.

El sindicalista señala los procesos de fusión y los posteriores redimensionamientos de las redes de sucursales como el principal motivo de los recortes de plantilla en el sector. “La digitalización está afectando también, pero en menor medida”, explica. “Lo que sí está haciendo es cambiar las tareas de una parte de los empleados, que comienzan a salir de las sucursales para colocarse en centros de banca digital”, añade. CaixaBank, por ejemplo, proyecta destinar a alrededor de 2.000 empleados a centros de ese tipo.

La factura tributaria crece en España

Los datos remitidos por las seis entidades a la CNMV, organismo encargado de supervisar el día a día de las empresas que cotizan en las bolsas españolas reflejan una factura tributaria de 8.915 millones de euros, aunque en este caso también hay que diferenciar las dos áreas de operaciones.

La carga tributaria global de la banca española se ha reducido en 111 millones de euros a nivel global, con sendos ahorros de 219 millones y de 416 millones en los casos de Santander y BBVA pese a mejorar sus resultados, respectivamente, en 1.191 millones y 1.805 millones.

La factura de los impuestos a nivel local crece para todas las entidades y pasa de 1.875 millones a 2.454 millones de euros, con un aumento conjunto del 30,8% que cuadruplica el 7,7% que han crecido los beneficios netos que reporta la actividad en España a los seis bancos. Supone algo más del 25% de las ganancias brutas.

 

MÁS INFORMACIÓN

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies