estamos pensando...

Este jueves comenzó el juicio a Rita Maestre

Cinco causas similares a la suya fueron archivadas por los jueces

2016-02-20 13:10:35

Sabela Rodríguez Álvarez, infoLibre,  18/02/2016 

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre. AYUNTAMIENTO DE MADRID

 

Atentar contra los sentimientos religiosos es, a día de hoy, un delito penado en los artículos 524 y 525 del Código Penal. Concretamente, la norma castiga los delitos de profanación –524– y de ofensa y escarnio –525–. No es habitual que este tipo de acusaciones lleguen a los tribunales, pero la jurisprudencia deja algunos ejemplos en los que las sentencias fueron favorables para quienes se sentaron en el banquillo. Todos ellos cuentan con un denominador común: la absolución se basó en que los acusados no tenían la intención inequívoca de ofender los sentimientos religiosos. 

La actual portavoz municipal del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, se enfrenta este jueves a la vista oral que determinará si cometió un delito contra los sentimientos religiosos cuando en 2011, época en la que cursaba sus estudios de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, participó junto a otros estudiantes en una protesta contra la capilla de culto católico instalada en el campus de Somosaguas.

Maestre y las demás activistas que participaron en el acto expresaron de forma pacífica su desacuerdo con el hecho de que una institución pública como la Universidad Complutense contara con espacios dedicados al culto. Como acto reivindicativo, se desnudaron de cintura para arriba al entrar en el recinto, que más tarde abandonaron bajo proclamas como "Vamos a quemar la Conferencia Episcopal", "El papa no nos deja comernos las almejas" o "Sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios".

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ya aseguró este martes su intención de absolver a la portavoz municipal, quien le había pedido en un encuentro disculpas por los hechos ocurridos hace cinco años. La clave para el juicio de Rita Maestre radica, precisamente, en la intención de ofensa que esta hubiera podido tener al realizar el acto reivindicativo –lo que en Derecho se conoce como elemento subjetivo, siendo el elemento objetivo los hechos que se describen en el artículo del Código Penal–, tal y como lo fue en las cinco principales sentencias absolutorias sobre hechos similares.

Los argumentos de los tribunales, analizados por infoLibre, fueron los siguientes:

1. Paloma Chamorro escandaliza en la televisión pública

Entre los años 1983 y 1985 TVE acogió entre su programación un mítico espacio dedicado a proyectar las últimas tendencias artísticas y culturales de la época: La edad de oro. La encargada de presentar el programa fue la periodista Paloma Chamorro. El 16 de octubre de 1984, y tras una advertencia sobre el contenido del programa que decía poder herir la susceptibilidad de ciertos telespectadores, se emitió el videoclip de la canción Moonchild, del grupo musical británico Psychic-TV.

El vídeo, de tres minutos de duración, mostraba en dos ocasiones una cruz en la que figuraba un cuerpo humano cuya cabeza pertenecía a un carnero. Chamorro fue procesada por ofensas a la religión un año después, tras la finalización de las emisiones del programa, y sería absuelta en 1990 por la Audiencia Provincial de Madrid, sentencia que el Tribunal Supremo confirmaría tres años después.

El elemento subjetivo en este caso, es decir, la intencionalidad de la acusada, fue considerado como algo que, "por pertenecer a lo más recóndito del alma humana no es perceptible por los sentidos, y nunca puede ser objeto de prueba directa". La sentencia del Supremo tampoco encontró indicios indirectos y, por tanto, "al no poder deducirse de los hechos que ha concurrido el elemento psicológico o la intención de ofender, al menos por parte de la procesada, (...) ha de concluirse (...) que no pueden estimarse constitutivos del delito por el que la procesada fue acusada".

[Leer completo en infolibre.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

–Mira, papá, ¿qué es eso que hay en el suelo? –¡Cuidado! No te acerques que es peligroso. Es un libro.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto