estamos pensando...

La supervivencia de nuestra especie

La supervivencia de nuestra especie depende de nosotros mismos

2016-03-04 23:50:56

Nuestro Planeta es un regalo, rebosante de vida y belleza. Y el único refugio que tenemos en el vasto Universo. Pero el ser humano es una criatura voraz y destructiva, capaz de convertir este Hogar en una gigantesca cloaca, nauseabunda e infecta.

En pocos siglos hemos roturado bosques y selvas, exterminado especies (que podrían curar nuestras dolencias), alterado el equilibrio de la Biosfera, esquilmado los recursos, y llenado el paisaje con cemento y hormigón. ¿Quién es tan estúpido, como para derribar los muros y el tejado de su propia vivienda, quedándose a la intemperie, sin cobijo ninguno?. Pretendemos colonizar otros mundos lejanos, mientras devastamos conscientemente el que tenemos. Cuando ni siquiera conocemos lo que hay en nuestra propia Casa, en el fondo de los océanos y en la espesura de las pocas Selvas que nos quedan.

Somos tan cretinos, que envenenamos la tierra que nos proporciona los alimentos, el aire que respiramos, y hasta el agua que bebemos. Arrojamos millones de toneladas de residuos a los mares. Vivimos entre ondas electromagnéticas y radiaciones perniciosas. Nos lamentamos de los desastres naturales y de las enfermedades que padecemos (provocados en muchos casos por el hombre). Pero no estamos dispuestos a rectificar, ni detener esta forma de vida insostenible, que idolatra la codicia, el dinero o el consumo compulsivo, como valores que proporcionan la felicidad. ¡Que equivocados estamos…!

Nos comportamos de un modo egoísta e irracional, sin importarnos la herencia terrible que dejaremos a nuestros hijos. Hemos perdido el norte, la razón, y el sentido común, ebrios de negligencia y soberbia. Subidos a un tren que circula a toda velocidad hacia un precipicio abismal, sin conductor y sin frenos. Nos dejamos arrastrar como borregos al matadero, seducidos por embaucadores que nos auguran progreso, bienestar y crecimiento ilimitados. Creyendo que la tecnología solucionará los problemas del futuro. Es cierto que esta puede mejorar nuestras vidas, pero también destruirnos. Porque siempre habrá mentes despreciables y perversas, dispuestas a utilizar la tecnología con fines siniestros: manipulación bacteriológica y química, control del clima, armas nucleares, guerras, terrorismo... De que nos sirve el raciocinio, si gastamos ingentes presupuestos económicos en investigación para aniquilar a la Humanidad, en lugar de invertirlo en construir un Mundo mejor. ¿Eso es propio de seres inteligentes…?

Somos tan necios, que nos engañamos a nosotros mismos, pero las plantas y los animales no mienten. No miente la lluvia, el deshielo de los Polos, la desertización implacable y el empobrecimiento de los suelos, la pérdida de biodiversidad, y el desequilibrio ecológico… La naturaleza nos habla sin falacias y embustes, con palabras sabias. Nos advierte del peligro que nos acecha, y nos alerta de que algo no va bien, pero sencillamente no queremos escuchar, ni ver. Las luces rojas están permanentemente encendidas. De hecho, científicos, expertos e instituciones como la NASA, o la ONU ya han dado la voz de alarma. De continuar con este ritmo frenético y enloquecido, la Civilización sufrirá un colapso total en apenas cuatro o cinco décadas. La explosión demográfica, el cambio climático y la demanda insaciable de energía forman un cóctel letal. Pero este tipo de noticias sólo aparecen en un rincón apartado de los periódicos y de la televisión. A quién le interesan semejantes tonterías y teorías sin fundamento…

José Luis Díaz Segovia

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

–Mira, papá, ¿qué es eso que hay en el suelo? –¡Cuidado! No te acerques que es peligroso. Es un libro.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto