estamos pensando...

La mejor profesora del mundo es palestina

Hanan al-Hroub ha ganado el "Nobel de la enseñanza", valorado en un millón de dólares

2016-03-27 23:40:45

Trabaja en una escuela pública a las afueras de Ramallah, y decidió dedicarse a la docencia después de que unos soldados israelíes dispararan a sus hijas

The Guardian - Harriet Sherwood – Ramallah, 20/03/2016

Una maestra palestina que educa en la no violencia gana el premio mundial de enseñanza EFE

Cuando Hanan al-Hroub regrese a su clase el domingo tras una semana de ausencia, cargada con marionetas, pinzas de madera para tender la ropa, coches de juguete y pelucas de payaso, también llevará un trofeo con su nombre inscrito. Es la ganadora de la última edición del premio a la mejor profesora del mundo, valorado en un millón de dólares. 

"Mostraré el trofeo a mis chicos", explica esta profesora de 43 años desde su casa en Ramallah: "Mis estudiantes son los verdaderos ganadores de este premio. Son mi fuente de inspiración". 

La semana pasada, Hroub ganó un premio que se considera el Nobel de la enseñanza. Competía con otros 8.000 docentes, y en una fase final con nueve, de Estados Unidos, Japón, Australia, Finlandia, Pakistán e India. "Y Palestina", señala con orgullo.

En el marco de la ceremonia de entrega, celebrada en Dubai, se proyectaron vídeos del papa Francisco, el duque de Cambridge y Bill Clinton rindiendo homenaje a una mujer que creció en un campamento de refugiados en Belén y que decidió dedicar su vida a la docencia después de que unos soldados israelíes dispararan a dos de sus hijas. 

Sus simpatizantes siguieron la ceremonia gracias a una pantalla gigante instalada en el centro de Ramallah. Cuando el papa Francisco pronunció el nombre de Hroub, la multitud estalló en aplausos y ondeó la bandera de Palestina. Los hijos mayores de la profesora se encontraban entre la multitud. "Estuvimos orando y más tarde, lloramos", explicó uno de ellos. 

El jurado la eligió después de que la profesora participara en una sesión práctica en la que mostró su método para "jugar y aprender". 

Hroub trabaja en la escuela Samiha Jalil en al-Bireh, situada en las afueras de Ramallah. En declaraciones a The Guardian, la profesora ha explicado que sus alumnos, que tienen entre seis y diez años, viven en un ambiente donde la violencia es endémica. A menudo, son problemáticos, inestables y manipuladores, algunos incluso son violentos. "Fuera del aula solo se respira violencia, y es por este motivo que intento que en mi clase reine la paz, la armonía y la seguridad", ha subrayado.

A menudo se presenta ante los alumnos con una peluca de payaso y una nariz roja para explicarles mediante juegos la importancia de colaborar y de trabajar en equipo, y de la confianza y el respeto. También los recompensa cuando se portan bien. Ha escrito un libro sobre su método de enseñanza, con el título Jugamos, aprendemos

La tragedia y el renacer

Hroub o empezó a trabajar como profesora hasta 2007. Cuando terminó la secundaria no pudo cumplir con su sueño de ir a la universidad, ya que durante la primera intifada (que tuvo lugar entre 1987 y 1993) todos los centros universitarios en Palestina cerraron sus puertas. Se casó y tuvo cinco hijos.

En 2000, cuando su hijo más pequeño ya iba a la escuela, Hroub decidió proseguir sus estudios, a tiempo parcial, y se matriculó en la Universidad de Al-Quds. Unos meses más tarde, soldados israelíes dispararon a su marido Omar y a dos de sus hijas en un punto de control cerca de Belén. Omar recibió un disparo en el hombro y las dos niñas quedaron muy traumatizadas. 

[Leer completo en eldiario.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—¿Nos hacemos unas vacaciones pagadas, alcalde? —Vale, Héctor, a Cataluña. Me han hablado de una colección Bassat. —Que venga el gerente de Lienzo Norte y entre los tres seleccionamos las obras.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto