estamos pensando...

Privatización de servicios públicos:

Un modelo que le sale caro a los contribuyentes

2016-06-14 01:19:09

Elena Herrera infoLibre,  19/05/2016

Manifestación contra la privatización de la sanidad en Madrid. EP

Entregar a manos privadas la gestión de servicios públicos a través del sistema de concesión administrativa –utilizado en España, por ejemplo, en las autopistas de peaje o en nueve hospitales de Madrid y la Comunitat Valenciana– tiene consecuencias para los contribuyentes, que son los principales damnificados por un modelo en el que la Administración se limita a ofertar la concesión y a pagar a empresas privadas para que construyan la infraestructura necesaria y ofrezcan el servicio.

Al menos, así lo constata un informe elaborado por el profesor de la Universidad de Greenwich (Reino Unido) David Hall en colaboración con la Internacional de Servicios Públicos (ISP), un conglomerado de organizaciones sindicales de todo el mundo con sede en Francia. El estudio hace un análisis de las consecuencias que este modelo privatizador –con origen en los ochenta en el Reino Unido con el Gobierno de Margaret Thatcher– tiene para los actores implicados: gobiernos, consultoras, empresas concesionarias y contribuyentes. 

El informe subraya que el modelo de concesión resulta, a corto plazo, beneficioso para las administraciones, porque les permite crear nuevas infraestructuras sin endeudarse o gastar más dinero. No obstante, alerta de que "es una forma de equilibrar los presupuestos mediante la ocultación del endeudamiento". Además, la UE favorece esta circunstancia gracias a una norma de Eurostat que especifica que, siempre que el sector privado se encargue de la construcción, la financiación de los proyectos no se considerará como deuda pública.

Sin embargo, los analistas recuerdan que tanto en Portugal como en Chipre, los estudios de la troika han considerado que las privatizaciones a través de este modelo de concesión administrativa han contribuido a agrandar los "problemas fiscales" de ambos países. De hecho, la Comisión Europea, el FMI y el BCE solicitaron una auditoría y, tras ella, una renegociación de los contratos firmados a través de este modelo en los dos Estados. Este modelo también está en revisión en el Reino Unido –donde se implantó principalmente en el sector sanitario– tras la quiebra de varios centros y lo complejo de la convivencia del personal sanitario público con los gestores privados del hospital.

Negocio 

Pero este sistema también supone un lucrativo negocio para las constructoras, inmobiliarias, empresas gestoras y bancos y fondos de inversión que construyen y luego gestionan las infraestructuras y servicios cobrando un canon a la Administración. A estos entes se les garantiza el monopolio del servicio pactado en la zona determinada con la garantía de que el Estado acudirá al rescate en el caso de que el negocio no evolucione de forma favorable para sus intereses. 

Dicho régimen de monopolio –sostiene el informe– puede ser utilizado como pretexto para cobrar "excesivamente" a los usuarios. En este punto, el informe destaca el ejemplo de la gestión del agua en Francia, donde aproximadamente tres cuartas partes de este servicio es prestado por empresas privadas a través del modelo de concesión. Pues bien, un informe de 2004 reveló que, teniendo en cuenta todos los demás factores, el precio del agua regulado por empresas privadas era un 16,6% más elevado que en los lugares donde los municipios eran los encargados de prestar el servicio. 

Asimismo, para las empresas implicadas este tipo de modelo de prestación de servicios es una oportunidad comercial muy atractiva porque les permite asegurarse una fuente de ingresos durante alrededor de 25 años, que es el período mínimo de duración de este tipo de contratos. Además, lo extenso del período de vigencia suele hacer habitual la renegociación de los acuerdos suscritos, circunstancia que suele ser utilizada por las empresas para aumentar los cánones que cobran a la Administración.

[Leer completo en infolibre.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—Gracias a la automoción, Ávila prosperará por fin. —¡Qué bien, nos pondrán una fábrica nueva! —Qué va, creo llamarán Ávila a un nuevo modelo de coche.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto