estamos pensando...

Jornadas Medievales

Las nuevas fiestas laicas de la ciudad de Ávila

2014-11-28 18:47:35

Durante los próximos días se celebrará en Ávila la XVII edición de sus Jornadas Medievales. Poco a poco durante estos años se ha ido consolidando un festejo en el que la participación ciudadana ha aumentado muy considerablemente al calor de un evento en que se celebra el pasado de la ciudad, por lo que, creemos que acertadamente, desde el Ayuntamiento se publicita el evento como “la mayor fiesta popular de Ávila” (avilaturismo.com). No impide esto que a veces hayamos pensado que estos son los únicos carnavales que gustan a nuestra autoridad, unos carnavales sin trasgresiones.

Cuestión aparte son algunos hechos y actitudes de todo tipo que rodean estas Jornadas, desde el aumento injustificado de precios en algunos establecimientos hosteleros durante el fin de semana principal, a lo inapropiado y reiterativo de algunos actos que igual valen para el mercado barroco de Salamanca como para el medieval de Ávila, pasando por la falta de baños públicos en una celebración eminentemente callejera. Al tiempo, nos resulta también sorprendente que algunos que durante el resto del año no se caracterizan precisamente por su actitud acogedora -en ocasiones, ni siquiera tolerante- con los inmigrantes de países árabes, pasen a celebrar con algarabía y regocijo “El Mercado de las Tres Culturas”, recordemos: cristiana, judía y musulmana. En cualquier caso, sea muy bienvenida siempre cualquier iniciativa en favor de la integración.

Centrándonos ya en esta edición de 2013 nos deja atónitos el programa de fiestas y especialmente las fechas que anuncia: ¡del 30 de agosto al 8 de septiembre! Por suerte, y pese a que desde nuestro abnegado equipo municipal alguna vez se olvide, no hemos perdido la capacidad de lectura y comprensión. De los diez días de fiestas anunciados, no hay actos programados más que en cinco. En las fechas propuestas no hay nada específico previsto para los días 31 de agosto ni 1, 2, 3 y 5 de septiembre. No se nos escapa que, en la situación económica en que se encuentran el país y especialmente la ciudad, mantener unas fiestas de diez días habría sido un disparate inasumible, pero nos lo parece mucho mayor pretender engañar una vez más a los ciudadanos. Siguiendo su planteamiento y afán se podrían haber programado los actos de inauguración y decoración de la muralla para el 8 de agosto y sin un solo gasto más… ¡Tendríamos unas fiestas de un mes! ¡Toma ejemplo de gestión!

Pese a estas y otras cuestiones que, sin duda, el esforzado equipo de gobierno tratará de mejorar en años venideros, hemos de felicitarles muy sinceramente, pero recordándoles que la base del éxito de las Jornadas está en el singular escenario medieval del centro de la ciudad, que ha resistido a sus reiteradas propuestas desarrollistas.

Como se ha expuesto al principio, y pensamos que con acierto, las Jornadas Medievales son sin duda las fiestas que en la ciudad consiguen un mayor nivel de participación popular logrando incluir además a vecinos de todos los grupos de edad y condición. Creemos que las fiestas mayores de una localidad son aquellas con las que sus ciudadanos se sienten más identificados y a las que además acude un mayor número de visitantes. En este sentido, y sin querer presentar el hecho como ningún tipo de competición, parece obvio que las Jornadas Medievales superan ampliamente en participación popular a las de San Segundo e incluso a las tan arraigadas de Santa Teresa, convirtiéndose así, de hecho, en las fiestas más importantes del calendario anual abulense.

Ante este nuevo panorama, desde la Asociación Ávila Abierta nos es muy grato felicitar cordialmente en esta ocasión a nuestros actuales ediles y a sus antecesores en el cargo por su encomiable esfuerzo en lograr para la ciudad -posiblemente sin pretenderlo- unas fiestas laicas e integradoras que esperemos sirvan como espejo a otras localidades.

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—Gracias a la automoción, Ávila prosperará por fin. —¡Qué bien, nos pondrán una fábrica nueva! —Qué va, creo llamarán Ávila a un nuevo modelo de coche.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto