estamos pensando...

Buitres

Los buitres son aves rapaces que suelen alimentarse de animales muertos, aunque, a falta de éstos, son capaces de cazar presas vivas. Esto es lo que nos dice, por ejemplo, la Wikipedia y es la primera imagen que a muchos de nosotros se nos viene a la cabeza al ver tal cantidad de cochazos caros detenidos en un lugar totalmente vedado para aparcar a cualquier ciudadano de nuestra ciudad.

2014-11-28 19:27:47

¿Quién dijo que desaparecieron los privilegios medievales? ¿Creíamos que no quedaba nada del “derecho de pernada”? ¿Se están acogiendo a sagrado?

Para estos buitres no hay límite, aparcan donde quieren y donde mejor les conviene, sin problema ninguno. Las autoridades locales les ponen alfombras rojas –de manera figurada, por supuesto, quién sabe si para hacer méritos de un puesto directivo, recordemos políticos de nuestra ciudad que al dejar de ser ministros se forran los riñones en puestos asesores de macroentidades financieras rescatadas por nosotros.

¡Ah! ¿Qué no saben ustedes a quién traían estos cochazos? Pues he de decirles que los ocupantes en sillón trasero de cada vehículo, pues delante va un pobre asalariado, eran el ministro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos –exmiembro del Consejo Asesor de Lehman Brothers–, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, y otras 70 personalidades entre empresarios, representantes públicos y periodistas. Y cada uno –por lo que vemos, excepto suponemos que los periodistas– viajó en su propio vehículo –ejemplo palpable de ecología y ahorro energético– para que los posibles ronquidos, conversaciones pesadas, páginas varias del iPad, etc., no les distrajera en el enorme viaje desde la lejana Madrid. En el cual los de a pie nos pagamos la autovía ­–que es de “ellos”– o vamos por el alto de Los Leones, quemando gasolina. Ellos no, claro.

Y todos sabemos también que estos buitres financieros son los que primero inflaron el ladrillo, luego rescataron a la banca –no al país, aunque tengamos que pagarlo nosotros– y ahora nos están soterrando el “Estado del bienestar” porque hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Ellos no, claro, que sus posibilidades son infinitas.

Y no sólo tienen la indecencia de que sus coches les esperen a la puerta del lujoso hostal que utilizaron para su reunión ­–convocada por una televisión dirigida por su gente–, sino que además no les da ninguna vergüenza hacer ostentación infamante de su riqueza, señalándose ante los ciudadanos a los que les privatizan los hospitales, les dejan sin educación pública, sin becas, les roban las casas cuyas hipotecas les pusieron en las manos, les estafaron con preferentes…

Este detalle de los lujosos vehículos aparcados en la zona peatonal que rodea un monumento histórico, que las fotos han salvado para que sea evidente a los que no pasaron por allí, demuestra que no han tenido suficiente con todos los excesos cometidos, ni con el pésimo ejemplo ofrecido en estos últimos años. Ellos siguen con sus tropelías y sus abusos, y lo peor es que no les avergüenza.

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—Gracias a la automoción, Ávila prosperará por fin. —¡Qué bien, nos pondrán una fábrica nueva! —Qué va, creo llamarán Ávila a un nuevo modelo de coche.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto