estamos pensando...

Arevaceos. Narrativa y naturaleza

TIERRA DE LOBOS

2016-07-21 00:38:50

Lobo Ibérico (Imagen de Ana Retamero)

El diccionario de la Real Academia Española define topónimo como nombre propio de lugar. Generalmente, los que ponemos nombre a los lugares somos los que en ellos habitamos, y lo solemos hacer por alguna particularidad del terreno o del sitio en concreto. Algo que haya llamado nuestra atención, mejor dicho, la atención de nuestros antepasados, aquellos que vivieron antes que nosotros en este territorio y tuvieron el acierto de poner un nombre a un lugar que gustó a la colectividad y perduró en el tiempo.

Para este artículo he estado mirando los topónimos tanto de Arévalo como de los términos municipales limítrofes o cercanos. Así, he estudiado en los mapas topográficos los nombres de lugares de Arévalo, Donhierro, Martín Muñoz de la Dehesa, Codorniz, Espinosa de los Caballeros, Orbita, Tiñosillos, San Vicente de Arévalo, Nava de Arévalo, Aldeaseca y Palacios de Goda.

Algunos de estos topónimos suelen estar asociados al relieve del terreno, como en estos claros ejemplos de: Cerro Lavajuelo, Valhondo, Cuesta Redonda, La Coronilla, La Veguilla, Alto del Cotonar, Los Llanillos, Cerro de la Vieja, Cuesta del Otero. Pero también hay otros mucho más metafóricos, tanto por relieve como por las dificultades del terreno. Así tenemos: Quebrantacarros, Rompezapatos o Deshonrrayugueros, nombres curiosos que han permanecido asociados a un lugar concreto a lo largo de los años.

Otros nos indican la presencia de agua, tales como Aldehuela de las Fuentes, Soto de Fuentes, Los Lavajos, Lavajuelo Alto, Fuente de la Balsa, Las Lagunillas, Aguasal o La Barrosa, entre otros muchos. También los hay que hacen referencia a algún cultivo o están relacionados con ellos como Los Azadones, Era Vieja, Viñajerez, El Ajar, El Majuelo, Gramales, Entreviñas… son solo algunos ejemplos.

Son también muy frecuentes los que se refieren a alguna planta característica o habitual de la zona, hay multitud de ejemplos, estos son sólo algunos: El Juncarejo, La Dehesa, Las Acederas, Retamar, La Pimpollada, El Carrascal, La Olmedilla, Cardos del Cura, Las Berceras, El Tomillar, Pinar de Huete, Pino del Olivo, Pinar de Amaya, Pinar de las Monjas… entre decenas de lugares asociados a alguna planta.

Son también muchos los que se asocian a prado o pradera, elemento de suma importancia en un pasado cercano, por el uso que la ganadería hacía de estos enclaves. Muchos de ellos ya han desaparecido y el nombre del lugar no es más que un recuerdo de la zona de pastos que allí había para el alimento y libre esparcimiento del ganado doméstico. Algunos de ellos son: Pradera de los Huevos, Prado de la Velasca, Prados del Cura, Prado de la Cruz, Las Praderas, Prado Regajal, Prado Mullidal, Prado del Juncal, Prado de los Bueyes, Los Pradejones.

Es curioso que, en proporción con los nombres mencionados anteriormente, no hay demasiados topónimos asociados a la fauna silvestre local. Se trata de lugares que, debido a la presencia de alguna especie o, seguramente, por la frecuencia con que eran avistados algunos animales, el hombre local les dio su nombre. Estos son algunos ejemplos de los pocos que existen en nuestra geografía cercana: Cantazorras, La Sierpe, Las Cigüeñas, El Verderón, Fuente de las Palomas, El Lebrero, El Asisón, Los Sapos, La Paloma, La Sapera, Las Conejeras, Las Acebras, este último es uno de los que más me ha sorprendido, ya que puede hacer referencia al Cebro, una especie de equino salvaje que se extinguió en España en el siglo XVIII (Seguramente a la localidad abulense de Cebreros le venga el nombre de este animal extinto).

[Leer completo en arevaceos.com]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

ACTUACIÓN FIESTAS DE VERANO Todos los días, el grupo de música española: Alí Babá y los Cuarenta Genoveses. (Procurar no llevar carteras ni relojes)

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto