estamos pensando...

Gustavo Bueno: en el fin de su orden material

Hoy ha muerto el filósofo español Gustavo Bueno

2016-08-09 01:52:42

·         Álvaro Arbonés, eldiario.es,  agosto 7, 2016

Hoy ha muerto el filósofo español Gustavo Bueno. Con él, muere también un hito de la filosofía española del siglo XX, pero también el que fue uno de los últimos intelectuales españoles que realmente hicieron un esfuerzo por llevar la filosofía fuera de las aulas. Por intentar discutir no sólo con las ideas preconcebidas, sino también con las personas.

En la filosofía la única manera de destacar es ser una rareza. No necesariamente romper con la tradición, sino retorcerla, apropiársela, pretender dar una visión personal al respecto de lo que dijeron aquellos que estuvieron en el mundo antes nosotros estuviéramos siquiera planeados. Es habitar el espacio público no como un lugar en el que exponer lo ya sabido, sino en el que discutir lo que está por saber.

Nacido en Santo Domingo de la Calzada el 1 de septiembre de 1924, Gustavo Bueno ha sido reconocido, especialmente, por ser el fundador del materialismo filosófico. ¿Qué es el materialismo filosófico? Resumiendo de forma criminal un sistema complejísimo en apenas si dos pinceladas, que todo cuanto existe es de orden material, negando toda posible existencia de sustancias espirituales. Lo cual no significa la inexistencia de todo aquello no-corpóreo. Aunque si bien no existe ni dios ni espíritu, si existen cosas materiales que no poseen cuerpo, un modo físico de estar en el mundo, que sin embargo están ahí. Todo aquello que existe pero carece de cuerpo es simplemente materialidad incorpórea.

Sólo a través de ese principio del materialismo filosófico se puede comprender la cantidad de contradicciones que fue capaz de aunar en su pensamiento. Fue culturalmente cristiano, tomista y marxiano sin dejar de ser ateo, materialista y nacionalista. Combinación que en parte sólo se puede explicar a través de su filosofía -si bien su materialismo filosófico aúna concepciones kantianas que se dan de bofetadas con el concepto mismo de materialismo, lo hace con cierta gracia-, pero especialmente a través de su propia lucidez. En un mundo donde ser ateo parece obligar a negar la influencia cultural del cristianismo o ser de izquierdas, él nos sitúa en contra de cualquier idea de formación nacional, incluso si son aspectos que ni siquiera tienen una correlación lógica entre sí. Bueno se desmarcó de la clase de intelectual integrado que defiende un ideario prestablecido ahondando de forma profunda en cada uno de los problemas que se le presentaban. Incluso si eso era ir contra el sentido común.

Eso explica también la cantidad de enemigos que se generó. Tanto a la izquierda como a la derecha, e incluso entre independentistas, creyentes y filósofos, su forma de pensar acabó haciéndolo antagonizar incluso con aquellos que, teóricamente, deberían estar de acuerdo con él. Algo que le llevó al extremo de sufrir varios atentados a lo largo de su vida.

Independientemente de sus disputas, es innegable que Bueno hizo una inestimable aportación al pensamiento español. No su sistema filosófico, que es discutible -cosa que no haremos aquí, pues ni es el momento ni el lugar-, sino su demostración de que otra forma de habitar el espacio público es posible. Que se puede pensar Gran Hermano como un experimento filosófico al tiempo que se es de izquierdas y se critica la ausencia de mapa en la legislatura de Zapatero o, ante la idea del desdibujamiento de lo que significa la izquierda y la derecha, hacer una clasificación sistémica de lo qué es y lo que no es la izquierda. Todo ello al tiempo que se defiende una idea de España como nación heredada de la Ilustración.

En otras palabras, e incluso cuando no estemos de acuerdo con él, hacer filosofía. Aquello que ya parece que no se hace fuera de las aulas.

[Tomado de caninomag.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—¿Nos hacemos unas vacaciones pagadas, alcalde? —Vale, Héctor, a Cataluña. Me han hablado de una colección Bassat. —Que venga el gerente de Lienzo Norte y entre los tres seleccionamos las obras.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto