Todos somos Barcelona

La revolución silenciosa

Dani Cabezas: "La bicicleta es un arma de futuro y un motor de cambio"

2016-11-28 02:18:05

El periodista y músico madrileño presenta el miércoles La revolución silenciosa, un libro sobre el impacto positivo de la bicicleta en las ciudades

A modo de gran reportaje, el texto habla de movilidad pero también de salud, medio ambiente, economía, género y otros temas esenciales de la bici

Pedro Bravo, eldirio.es, 26/11/2016

Dani Cabezas, autor de 'La revolución silenciosa'. Cristian Dextre

Dani Cabezas es un torbellino de actividad y también de activismo. Músico en grupos como Le Traste y Blackbox, fundador del sello discográfico Anomia, colaborador comprometido para medios como La Marea, Cadena Ser, Vice y Eldiario.es, redactor jefe de la revista Ciclosfera, paladín de los derechos de los animales y, por supuesto, persona que defiende la bici como herramienta de transformación no sólo de la movilidad en la ciudad, sino de la ciudad misma.

Como no tiene suficiente tarea, ha pasado unos meses escribiendo un libro sobre el asunto de la bicicleta que sale a la venta estos días. El libro tiene un bonito nombre,  La revolución silenciosa. La bicicleta como motor de cambio en el siglo XXI (Editorial UOC, 2016), y un contenido jugoso en el que, en forma de reportaje, cuenta las claves que hacen de este vehículo el caballo de Troya para la transformación de nuestras urbes: salud, medio ambiente, inclusión, economía, modernidad, espacio público...  El miércoles 30 de noviembre lo presenta junto a Inés Sabanés, delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, en La Central de Callao pero antes ha tenido tiempo para contestar estas preguntas. 

El subtítulo de su libro lleva la palabra "motor", ¿no hay manera de evitar la publicidad subliminal de coches ni en un libro sobre bicis? 

Será el subconsciente: vivo delante de un solar plagado de vallas publicitarias, casi todas de coches. Coches que lucen impolutos en una ciudad desierta y que se anuncian con eslóganes como "conducir es un deporte extremo", "diseñado para dominar la ciudad", "contágiate de libertad" o "tu tiempo te pertenece" que contrastan con lo que sucede a escasos metros, una avenida de cuatro carriles por sentido en la que cada día se producen atascos kilométricos, ruidosos y humeantes. Ésta es la realidad del abuso del coche en el ámbito urbano. Y contra ello, la bicicleta es un arma de futuro y un motor de cambio. Al fin y al cabo un motor es, según la RAE, una "máquina destinada a producir movimiento a expensas de otra fuente de energía". En este caso, esa fuente de energía son nuestras propias piernas. Y no hay nada comparable a desplazarse gracias a ellas. 

Sigo por la portada: ¿no será demasiado silenciosa esta revolución en ciudades como Madrid, donde parece a veces que nada termina de moverse? 

Desgraciadamente, el avance de la bicicleta en Madrid no se está produciendo a la velocidad que a muchos nos gustaría. Pero no soy pesimista, creo que todo el que prueba a moverse en bicicleta se convence de sus virtudes y, poco a poco, va contagiando a su entorno. Cuando me compré mi primera bici para moverme por Madrid, en 2007, me insultaban por la calle, los compañeros del periódico en que trabajaba me llamaban Induráin y en mi recorrido desde Prosperidad a Callao apenas me cruzaba con uno o dos ciclistas. Eso ha cambiado: muchos de esos compañeros se desplazan hoy en bici y el respeto y la convivencia en la calzada, aunque mejorable, ha ido en aumento, de la misma manera que lo ha hecho el número de ciclistas. La ciudad ha estado gobernada durante un cuarto de siglo por personas que no creían ni creen en la bicicleta y que sólo se suben a ella para la foto. Afortunadamente, eso está cambiando. Así que, aunque aún quede mucho por hacer, creo que las ganas de bicicleta que tiene Madrid acabarán haciendo que se imponga el sentido común a golpe de pedal. 

[Leer completo en eldiario.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

Alá: “¡Qué barbaridad! ¿Cómo pueden hacer algo tan espantoso en mi nombre?” Jehová: “Si yo te contara…”

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto