estamos pensando...

Francis Mojica

El microbiólogo español que está rozando el Premio Nobel

2017-01-18 11:25:15

Por Maruxa Ruiz del Árbol | EL PAÍS - 12-01-2017

Francis Mojica. Profesor Fisiología, Genética y microbiología. Universidad de Alicante

Lo que uno espera encontrar durante un mes de agosto en Santa Pola son muchos alemanes colorados por el sol y hartos de cerveza, no una posible cura para el cáncer. Pero debe ser cuestión de dónde coloca la mirada cada uno. Si uno se centra en los que caminan por el paseo marítimo, puede entretenerse bastante, aunque casi con total seguridad que de ahí no sacará un gran aporte para la humanidad. En cambio, si alguien es lo suficientemente curioso como para dedicar varias décadas a observar bacterias en las salinas de la localidad, puede que algún día vea algo extraordinario. Tan extraordinario como para darse cuenta de que en el genoma de esos microorganismos estaba escrito uno de los mayores avances de la ciencia moderna.

Así contada la historia de las salinas de Santa Pola parece la anécdota de un excursionista avezado. Pero se trata del inicio de una investigación de décadas. El proyecto de una vida que para Francis Mojica, microbiólogo español, comenzó en 1993 cuando publicó su descubrimiento de las repeticiones palindrómicas cortas agrupadas y regularmente interespaciadas, más conocidas por sus siglas en inglés: CRISPR. Años después de documentar estas repeticiones genómicas en las secuencias de ADN, Mojica observó que entre ellas se incrustaban también otros elementos procedentes de virus y que aquello podía ser un sistema utilizado por las bacterias para inmunizarse frente a los mismos. Una especie de “autovacuna”. Era la puerta de entrada para numerosas terapias genéticas que podían ayudar a curar enfermedades como el cáncer.

Más de una década después de este descubrimiento, las implicaciones de sus aportes están comenzando a ver la luz. La posibilidad de cortar y pegar secuencias de ADN abre infinitas posibilidades en el campo de la medicina y también un mercado de miles de millones de dólares por el que ya pelean varias empresas. No es extraño que el nombre de Mojica suene de forma recurrente cuando se hacen las quinielas para el premio Nobel de Medicina; pero el científico ilicitano parece ajeno al oropel y a las envidias que despierta un galardón que no gana un español desde que Severo Ochoa lo hiciera en 1959: “El premio Nobel se lo merece mucha gente. Pero que a uno le toque puede considerarse una lotería. Todo depende de qué se considere como relevante o fundamental para haber llegado a donde se ha llegado”. Y mientras otros especulan sobre la posibilidad de que reciba o no la famosa medalla de la academia sueca, Francis Mojica sigue a lo suyo: buscar donde otros no han encontrado nada nuevas posibilidades para salvar vidas.

Edición: Maruxa Ruiz del Árbol | David Castañón. Texto: José L. Álvarez Cedena

[Tomado de elpais.com]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

Éxitos musicales del 2017: Nº 1 Fonsi Nieto: “Despacito, tren Ávila-Madrid”, Nº 2: Malú, “Invisible, museo del Prado en Ávila”.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto