estamos pensando...

Nuevo consejero de Red Eléctrica

Fernández de Mesa, el jardinero que quiso ser militar y acabó en el sector eléctrico

2017-02-04 02:25:06

El nuevo consejero de Red Eléctrica, con formación de auxiliar de jardinería, acumula cargos políticos gracias a su cercanía a Rajoy

Su carrera política se chamuscó cuando hizo de portavoz de la crisis del Prestige y pronosticó que la marea negra no llegaría a la costa

De su paso por la Guardia Civil deja un cuadro en el que posa como los generales del siglo XIX y por el que Interior ha tenido que dar explicaciones

Marcos Pinheiro, eldiario.es, 02/02/2017

Fernández de Mesa, durante un acto en su etapa como director de la Guardia Civil. EFE

Cuando Arsenio Fernández de Mesa alcance la edad de jubilación, dentro de tres años, lo hará habiendo dedicado toda su vida laboral al sector público. Empezó como concejal, fue diputado en el Congreso, delegado del Gobierno en Galicia, asesor en el Ministerio de Administraciones Públicas, director de la Guardia Civil y ahora, consejero de la compañía responsable del transporte y operación del sistema eléctrico, controlada por el Estado. Una carrera polifacética donde donde el único hilo conductor entre un puesto y otro ha sido su pertenencia al PP y su amistad con Mariano Rajoy.

Fernández de Mesa comenzó en política desde muy joven. En Galicia, su tierra natal, se afilió con 21 años al germen de Alianza Popular, Reforma Democrática, apenas unos meses después de la muerte de Franco, y desde entonces ha estado siempre vinculado al PP. Ahora, el partido le agradece los servicios prestados con un puesto bien remunerado –cobrará más de 150.000 euros– en la empresa pública que el Gobierno de Mariano Rajoy ha utilizado para colocar a los afines. Será consejero independiente de la compañía eléctrica sin experiencia conocida en la materia.

Fernández de Mesa sustituye en Red Eléctrica Española (REE) a otro compañero de militancia, Agustín Conde, exdiputado del PP que ahora ejerce de número dos del Ministerio de Defensa, a las órdenes de María Dolores de Cospedal. 

Ninguna de las múltiples ramas en las que está diplomado tienen que ver con el sector de la energía eléctrica. Según su biografía, tiene estudios en Protección y Revestimiento del Acero, Corrosión y Prevención, Contaminación y Protección del Medio Ambiente, Informática en gestión de Empresas y Altos Estudios Militares. También tiene un máster en marketing.

Su única experiencia en el sector privado fue como inspector del departamento marítimo de una empresa de la industria naval. Allí estuvo seis años, hasta que en 1988 decidió centrarse en su carrera política. Tiene también una plaza de funcionario a la que podría volver si fracasa su paso por Red Eléctrica Española. Está en situación de excedencia por servicios especiales en el Puerto de Ferrol, donde en 1979 se ganó un puesto de auxiliar de jardinería.

El suyo es uno de esos perfiles que acostumbra a reunir tantos enemigos dentro del partido como fuera. Sus detractores, que los hay a patadas con carné del PP y sin él,   recuerdan su juventud falangista y un carácter maniobrero. Sus amistades glosan la lealtad absoluta que siempre ha procurado a Rajoy y a su círculo de confianza dentro de esa camarilla que forma el PP gallego más madrileño.

"Probablemente el fuel no toque la costa gallega"

Dentro del PP ha tenido silla en casi todos los órganos internos. Presidió Nuevas Generaciones en Ferrol, dirigió el partido en esta localidad, fue secretario general adjunto en el PP de A Coruña y desde ahí fue subiendo a través de los comités provinciales y regionales hasta alcanzar la Junta Directiva Nacional.

La escalada orgánica fue paralela a la pública, en la que comenzó como concejal en el Ayuntamiento de Ferrol. Su carrera le llevó a sentarse en el Congreso durante 23 años y le colocó como delegado del Gobierno en Galicia durante el segundo Gobierno de José María Aznar.

[Leer completo en eldiario.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

Año 410: —Hay que conservar los combates de gladiadores porque son tradición. —Di que sí, son nuestra fiesta y, además, los (toros) gladiadores se crían para ese fin y si no se extinguirían.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto