estamos pensando...

Quiénes son HazteOir

Los ultracatólicos que han lanzado el bus tránsfobo

2017-03-02 07:08:55

Nacieron en 2001 para defender a Aznar y llegaron a su clímax haciendo campaña contra el aborto y los derechos homosexuales en la época de Zapatero

Llegaron a tener a Rouco de protector, pero hoy han perdido el apoyo de la Iglesia, aunque han redoblado sus campañas contra la igualdad y LGTBi 

La plataforma la montó Ignacio Arsuaga, ultraconservador y sobrino de Rodrigo Rato, ayudado al principio por amigos de la infancia. Tras ellos está la sociedad secreta El Yunque 

Jesús Bastante, eldiario.es, 28/02/2017

El presidente de HazteOir junto al autobús, Ignacio Arsuaga / EFE

Los responsables del autobús tránsfobo son el grupo ultracatólico más activo en España. Fundados en 2001 como respuesta a las protestas ciudadanas contra el Gobierno de Aznar, HazteOir.org ( hoy subsumido en la plataforma CitizenGo tras el rechazo de la jerarquía de la Iglesia católica a apoyar públicamente sus campañas) se convirtió, casi de inmediato, en el lugar de encuentro de defensores a ultranza del catolicismo más ultraconservador.

Al frente de los mismos, Ignacio Arsuaga, sobrino de Rodrigo Rato y un experto en agitación y movilizacion ciudadana a través de la red. Al principio, junto a Arsuaga se encontraban amigos de la infancia y profesionales liberales. Muy pronto, HazteOir consiguió convertirse en la plataforma del conservadurismo más radical en la sociedad española.

Coincidiendo con la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero en las elecciones de 2004, HazteOir alcanzó el cénit de su fama, con la convocatoria de marchas multitudinarias en contra del matrimonio igualitario, que logró sacar a la calle, por primera vez en la historia de la democracia, a una veintena de obispos; contra la reforma de la ley del aborto o contra Educación para la Ciudadanía.

En 2007, HazteOir era mucho más que un grupo de jóvenes ultras preocupados por el rumbo de la familia tradicional y la defensa de la vida de los no nacidos. Se habían convertido en el punto de referencia de los grupos más tradicionalistas, hasta el punto de que el cardenal Rouco se apoyó en ellos (y en movimientos ultraconservadores, como los kikos, el Opus Dei o los Legionarios de Cristo) para convocar sus "misas de la familia" en la Plaza de Colón de Madrid, que durante años se erigieron –como tuvo que admitir el propio PSOE– en la principal oposición a Zapatero.

Ya eran la versión española del Tea Party norteamericano. Y HazteOir aglutinó bajo su capa a los sectores más reaccionarios: desde Concapa al Foro de la Familia, pasando por Profesionales por la Ética, Derecho a Vivir o CitizenGo, que ahora se ha convertido en la matriz del grupo. Todo ello para ocultar la auténtica organización que se encontraba detrás del entramado: una sociedad secreta, El Yunque, que hundía sus raíces en México, y cuya existencia ha sido reconocida por la Iglesia española.

Paradójicamente, el crecimiento de HazteOir supuso el comienzo de su fin. Disensiones entre los grupos profamilia y la exigencia de Arsuaga de controlar todas las campañas (incluyendo la vertiente económica), provocaron la ruptura con el Foro de la Familia. Al tiempo, algunos exmiembros de El Yunque elevaron a la Conferencia Episcopal sus denuncias acerca de las tramas ejercidas por sus responsables.

Desde 2013, coincidiendo con la llegada al Papado de Francisco y la confirmación de las acusaciones sobre El Yunque, la Conferencia Episcopal comenzó un progresivo alejamiento de sus tesis.

[Leer completo en eldiario.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—¿Nos hacemos unas vacaciones pagadas, alcalde? —Vale, Héctor, a Cataluña. Me han hablado de una colección Bassat. —Que venga el gerente de Lienzo Norte y entre los tres seleccionamos las obras.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto