estamos pensando...

Salvar a Gloria Fuertes

Tras su fallecimiento, el mundo se olvidó un poco de sus versos.

2017-03-05 02:10:09

En Lecturas, marzo 1, 2017, Ana Campoy

Su desaparición dejó un legado relacionado en gran medida con el público infantil, pero ¿sabemos realmente quién era Gloria Fuertes? ¿Somos conscientes del alcance de su obra? En CANINO nos adentramos en su universo con motivo del centenario de su nacimiento.

Ilustración: Noemí Villamuza

“Reconozco que soy yoísta, que soy glorista, pero mi yoísmo no es egoísta”. Gloria Fuertes se definió a sí misma de tantas maneras que cuesta creer que una parte de ella se quedara rezagada, ensombrecida por el olvido. No fue culpa suya. Gloria hizo todo lo que estuvo en su mano por crear, por crecer, por luchar contra la injusticia. No concebía otra manera de vivir que escribir desde las tripas, con franqueza.

Nacida en el madrileño barrio de Lavapiés, en el seno de una familia humilde, a Gloria le pilló la guerra, el hambre y la temprana desaparición de su madre. Tal vez por eso su estilo poético, tan peculiar como sorprendente, se escuda en el humor y la fantasía para sortear los infortunios de la vida. El clown. La broma como mecanismo de defensa. La fantasía como excusa para no sucumbir ante la cicatriz del pasado.

Ella no sólo escribía para niños. También lo hizo para adultos, y sus poemas son muy actuales, como el tema del desahucio sin ir más lejos. Era amiga de los grandes escritores de su época, de Camilo José Cela, Vicente Aleixandre, Pepe HierroMarta Porpetta, responsable junto a su hermana Paloma de la Fundación Gloria Fuertes, no tiene duda en que la conmemoración de este centenario servirá para redescubrir a la poeta de guardia, a la combativa, aquella que se posicionaba del bando de los más débiles. La Fundación ha colaborado con las diferentes editoriales que a lo largo de este año revitalizarán su obra incluyéndola en sus catálogos de novedades. Estas abarcan desde nuevas antologías como Geografía humana y otros poemas (2017) o El hada acaramelada (2017) de Nórdica, Me crece la barba (2017) de Reservoir Books a biografías exhaustivas como El libro de Gloria Fuertes (2017) confeccionado por Blackie Books, pasando por la reedición de algunos de sus libros, como Glorierías (2001) y Pecábamos como ángeles (1997) de la editorial Torremozas, hasta ahora guardiana de su obra.

Recuperar a Gloria

Llevamos años queriendo publicarla”, explica Diego Moreno, editor de Nórdica, uno de los sellos implicados en el rescate. “Somos muchos a los que nos gusta Gloria Fuertes. Es la típica autora que todo el mundo ha oído hablar de ella pero que mucha gente realmente no ha leído”.

No será por producción ni por calidad literaria. Avalada por uno de los maestros de su época, Ramón Gómez de la Serna, Gloria se codeó con los postistas que florecieron tras la guerra, aunque lo cierto es que su poesía era tan especial como difícil de catalogar. Clasificada por algunos como postmoderna, Gloria siempre se caracterizó por ser un verso libre, tanto en su vida como en su obra, dos facetas que en figuras como la suya son imposibles de separar. “Siempre se la ha tratado injustamente, con un aroma muy viejuno”, continúa Diego: “Todos los libros que se han publicado de ella reinciden en una idea antigua de Gloria Fuertes. Realmente era esplendorosa. Era una autora luminosa y literariamente muy moderna”.

Gloria hacía honor a su fuerza. Con la llegada de los años cincuenta, sus poemas evolucionaron hasta un realismo combativo. Un modo de hacer poesía que se caracterizaba por su fuerte vinculación social. La poeta vivió en Estados Unidos con su pareja, Phillys Burrows Turnbull y, tal vez, gracias a esto, su obra ha sido ampliamente estudiada en el extranjero. Gloria sabía decir mucho en pocas palabras, tal y como ella definía la poesía. Si algo hay magistral en ella es su capacidad para conectar con cualquiera, para hacerse entender ante lectores de cualquier generación.

Poeta para todos

Su modo de escribir -“El poema tiene que pellizcar, que hacer daño, o acariciar”- también estará ligado para siempre a la poesía para niños. La poeta fue una de las mayores impulsoras del desarrollo de la literatura infantil en nuestro país, un tipo de literatura que se dedicó a cultivar desde siempre y que, según la opinión general en los últimos tiempos, ensombreció el conocimiento del resto de su obra. Sin embargo, su dedicación a la infancia no sólo se produjo al final de su trayectoria, como se cree entender, sino que parte desde los inicios. Ya se deja ver en su trabajo con la revista infantil Maravillas, pasando por sus libros o estrenos teatrales para niños hasta la creación de la Biblioteca Infantil Ambulante, dedicada a combatir el analfabetismo. Dichas tareas, como el resto, también quedaron en el olvido.

[Leer completo en caninomag.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

ACTUACIÓN FIESTAS DE VERANO Todos los días, el grupo de música española: Alí Babá y los Cuarenta Genoveses. (Procurar no llevar carteras ni relojes)

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto