estamos pensando...

El neofranquismo era esto

Editorial: Carne Cruda

2017-03-12 00:32:59

El neofranquismo era esto: moral medieval, disidentes amordazados, mínima oposición y corrupción institucional protegida por las cloacas del Estado.

Javier Gallego, Carne Cruda.es, 06/03/2017 

Españoles, el PP ha ganado esta guerra. Ha completado su misión trascendental y está aprovechando la segunda legislatura para ajustar las piezas. Ha puesto el Estado de derecho del revés hasta convertirlo en un Estado de derechas y ahora se mueve a sus anchas, mientras las libertades sufren estrechuras y los pobres, más estrecheces. España es hoy un país más represivo, reaccionario y desigual, gobernado por el mismo partido autoritario que controla medios, policía y justicia, elude su responsabilidad en los casos de corrupción y lejos de reformarse, reforma el sistema para protegerse.

Lo peor para ellos ha pasado y para nosotros parece que ya no pasa nada y que pasamos de todo. La calle está casi muda y la oposición tiene un hilo de voz que ni se escucha. La carrera de resistencia también la ha ganado Rajoy con su paso de marchista. Ha sobrevivido a los recortes, los rescates, las indemnizaciones en diferido y al desfile de sus filas por los juzgados, con lo que parece que nada podrá con él ni hay nadie que le tosa. Ahora sabe que ganaría una nueva carrera si la adelantase, así que nadie se atreve a disputársela.

De modo que el PP sigue igual. O incluso mejor, gobernando en minoría absoluta, es decir, con el mismo despotismo que en mayoría absoluta pero sin la presiones de una oposición descosida por sus propias puñaladas. Ya no siente el aliento en la nuca de sus perseguidores, sólo escucha lejanos los resoplidos de un PSOE que ha perdido el resuello y de un Podemos que se ha perdido en una carrera contra sí mismo. Ninguno puede seguir el paso ligero de Rajoy que, moviendo sus bracitos, se los ha quitado de encima y ha recuperado fuelle con el balón de oxígeno de Ciudadanos. Rivera le hizo el boca a boca y ahora sólo la abre con la boquita pequeña.

Así el PP puede permitirse cerrar filas en torno a un nuevo imputado por corrupción, el presidente de Murcia, y pasarse por el forro el pacto de regeneración firmado con los naranjas. Mientras, el ministro de Justicia cambia fiscales para hacerse una Fiscalía a su medida y nombra de fiscal Anticorrupción al mismo que intentó evitar que se publicasen los papeles de Blesa y que ahora anuncia que perseguirá menos casos pero mejor y dirigirá a la policía en sus pesquisas para que sea más efectiva. O sea, que los sabuesos irán con correa y bozal para que no metan tanto el hocico ni husmeen donde no convenga.

Los hilos mueven cada vez a más marionetas, desde las fuerzas de seguridad a la radiotelevisión pública del régimen pasando por la justicia, convertida además en nuevo Tribunal de la Inquisición que hostiga con multas, juicios y condenas a titiriteros, tuiteros, travestis, raperos, rivales, activistas y librepensadores para amedrentar a quien critique los pilares de esta cruzada nacional católica: partido, monarquía y religión. Los neofranquistas protegen los principios del Movimiento hasta el punto de que ni siquiera se puede bromear sobre él.

Y mientras se amordaza a los rojos bolcheviques bolivarianos, se conceden ayudas fiscales a los ultracatólicos de HazteOir, azote de maricones, bolleras, feministas, trans y demás chusma. Después de los recortes sociales que han consolidado la desigualdad, ahora están apuntalando los recortes ideológicos de libertad.

El neofranquismo era esto: moral medieval, disidentes amordazados, mínima oposición y corrupción institucional protegida por las cloacas del Estado. Espero que esta vez evitemos que muera en la cama.

[Tomado de eldiario.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—¿Nos hacemos unas vacaciones pagadas, alcalde? —Vale, Héctor, a Cataluña. Me han hablado de una colección Bassat. —Que venga el gerente de Lienzo Norte y entre los tres seleccionamos las obras.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto