estamos pensando...

Las aberraciones urbanísticas jalonan gran parte del litoral español

Greenpeace y el Observatorio de Sostenibilidad detectan más de 50 "puntos negros": megaconstrucciones, industrias contaminantes, urbanizaciones "indultadas"

2017-07-16 23:07:02

El 31,8% de la costa pública ha sido ocupada y aún hay 52 áreas bajo presión. "El ansia por los primeros kilómetros de costa no ha desaparecido", señalan los autores del informe 'Protección a toda costa'

Ángel Munárriz | Sevilla, infoLibre, 11/07/2017

Fotografía facilitada por Greenpeace del Puerto Deportivo de Benalmádena, en Málaga. EFE

 

Sólo un 27% del litoral español está protegido. El 31,8% de la costa pública (el dominio público marítimo terrestre) ha sido urbanizada, con las provincias de Málaga (74,9%), Cádiz (69,1%), Barcelona (68,9%) Valencia (66,7%) y Alicante (64,3%) como principales exponentes. La media de crecimiento de ocupación artificial de la costa pública es del 40% entre 1987 y 2011. El suelo construido en los primeros diez kilómetros de litoral, los más apetecibles para el turismo y el ladrillo, se ha incrementado en un 57%. Y el proceso sigue. Greenpeace y el Observatorio de Sostenibilidad presentaron este lunes su informe Protección a toda costa, elaborado a partir del análisis de 7.880 kilómetros lineales de la costa española. La conclusión es que la voracidad invasiva de la construcción junto a las playas españolas no se ha detenido con la crisis económica. Greenpeace alerta de una posible "nueva burbuja inmobiliaria en la costa"

El estudio se ha servido de fotografías de satélite de espacios protegidos. El análisis abarca 21 millones de hectáreas. Sus conclusiones son pesimistas. "De seguir las tendencias actuales, en muy pocos años habremos dilapidado lo poco que queda. Es urgente un uso prudente del suelo en un escenario de cambio climático", afirma Fernando Prieto, coordinador del Observatorio de la Sostenibilidad. "El ansia por seguir ocupando los primeros kilómetros de costa y los alrededores de los parques naturales no ha desaparecido. La flexibilización de normativas como la nueva ley de costas, la ley de impacto ambiental, la futura ley del suelo de Canarias y la indiferencia ante sentencias judiciales como en el hotel de El Algarrobico parecen ser los catalizadores de una segunda edad de oro para el ladrillo", explica Pilar Marcos, responsable en Greenpeace de la campaña de biodiversidad.

Además de su exhaustividad cuantitativa, el informe incorpora un apartado de más de 50 puntos negros, lo que sus autores llaman "elefantes blancos", que aportan elementos para una valoración cualitativa. Infraestructuras en desuso, fallidas o de elevado impacto ambiental, casi siempre con enormes despilfarros de recursos aparejados, forman parte del retrato elaborado por Greenpeace y el Observatorio de Sostenibilidad. infoLibre hace un repaso, a partir del informe Protección a toda costa, de estos "elefantes blancos" por comunidades autónomas, examinando también áreas —hasta 52, señala el informe— que sufren una mayor presión urbanística en cada una de ellas.

Andalucía: de El Algarrobico a los indultos de Marbella

El "punto negro" más emblemático es el Hotel El Algarrobico, aberración urbanística por antonomasia. Sigue en pie en Carboneras (Almería), pese a su flagrante vulneración de la legalidad urbanística. Las autoridades, en cumplimiento de sentencia judicial, tienen la pretensión de derribarlo, pero no hay fecha. También en la provincia de Almería, la urbanización Mundo Aguilón, con campo de golf, se asienta sobre una superficie de 200 hectáreas en una zona ecológicamente valiosa. En el ámbito industrial destacan las balsas de fosfoyesos en la costa de Huelva, millones de toneladas de residuos radiactivos a escasos 500 metros de la ciudad, conformando en algunas zonas una montaña de más de 20 metros de altura.

El Parque de la Historia y el Mar de San Fernando (Cádiz), un acuario de 27.000 metros cuadrados sin uso desde que se construyó en 2007, urbanizaciones de lujo fuertemente erosivas y viviendas ilegales "indultadas" componen el catálogo andaluz de "elefantes blancos", que hace mención aparte al caso de Marbella (Málaga), donde el grueso de la era de la construcción desaforada se mantiene en pie.

[Leer completo en infolibre.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—¿Nos hacemos unas vacaciones pagadas, alcalde? —Vale, Héctor, a Cataluña. Me han hablado de una colección Bassat. —Que venga el gerente de Lienzo Norte y entre los tres seleccionamos las obras.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto