estamos pensando...

Reivindicación de los caminos molineros del Adaja

Fue en agosto de 2002  cuando fueron cerrados transversalmente los caminos de los molinos del Adaja de Mingorría

2017-09-09 06:24:42

Jesús Mª Sanchidrián,  AvilaRed, Domingo, 3 de septiembre de 2017

Acaba de publicarse en el Boletín Oficial de la Provincia del 31 de agosto el último requerimiento que ha hecho el Ayuntamiento de Mingorría para que se abran los caminos de los molinos del Adaja cerrados indebidamente por el propietario del encinar por donde discurren.

Tal requerimiento se produce después de numerosos pronunciamientos judiciales que reconocen la titularidad pública de dichos caminos, y sin que todavía se encuentren abiertos al público, ya se impide el paso mediante unas puertas cerradas con soldadura y grandes piedras que obstaculizan  su apertura.

Y todo a pesar de que el Tribunal Supremo, en sentencia del 16 de febrero de 2011, ya declaró la titularidad municipal de estos caminos vecinales, y de que las sucesivas corporaciones municipales hayan intentado sin éxito, hasta la fecha, su apertura efectiva.

Fue en agosto de 2002  cuando fueron cerrados transversalmente los caminos de los molinos del Adaja de Mingorría, lo que se produjo por el propietario de la finca conocida como “Dehesa de El Ciego”, en dos puntos exactos: uno, donde se bifurcan los caminos de los molinos “Nuevo”, “Pajuela” y “El Cubo”, y otro de donde salen los caminos de los molinos de “Las Juntas” y del “Negrillo”, además del cierre de la vereda de “La Malita”.

En dichos puntos se colocaron puertas de hierro cerradas con candado, actualmente soldadas, que cortan el paso a los antiguos molinos, hoy arruinados, llamados de “Las Monjas”, “Pajuela”, “Nuevo”, “El Cubo”, “El Grillo”, “Las Juntas” y Negrillo”.

Los referidos  caminos, fácilmente reconocibles sobre el terreno y la planimetría de la zona, son de naturaleza pública según más de media docena de pronunciamientos judiciales que han tenido lugar.

Y así constan en el registro de la propiedad y en los mapas y planos topográficos y catastrales existentes, y como tales han sido considerados en los estudios realizados de la zona y en las actividades de promoción cultural y etnológica llevadas a cabo.

Efectivamente, el carácter público y demanial de las mencionadas vías, las cuales daban acceso a los molinos construidos en la ribera del río Adaja, se predica por su posesión pacífica y uso general por el común de los vecinos de Mingorría mantenidos desde tiempo inmemorial, primero al servicio de la industria harinera, y luego para usos culturales, “ecológicos”, deportivos, turísticos, y de disfrute del paisaje y la naturaleza. 

Poco importa ahora si los molinos en cuestión continúan en funcionamiento o no, pues la naturaleza de los caminos que les sirven de acceso tiene un valor intrínseco y una importancia superior a lo que supone una simple vía de comunicación.

Ciertamente, los caminos de los molinos de Mingorría gozan de un gran interés histórico, cultural, paisajístico y medioambiental, como lo demuestran las características del terreno por el que discurren, la riqueza histórica que encierran, originaria del siglo XIII y sus niveles de protección exigibles al encontrarse dentro de la red Natura 2000 y ser zona ZEPA de los encinares del Adaja.

Además, resulta que los caminos municipales de los molinos del Adaja  constituyen el soporte adecuado para la implantación de un “tejido verde” que sirve para desarrollar un turismo consciente y responsable, que permita al ciudadano conocer y disfrutar de su entorno cultural y ecológico, y descubrir antiguas formas de vida y oficios tradicionales como el de molinero.

[Leer completo en avilared.com]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—¿Nos hacemos unas vacaciones pagadas, alcalde? —Vale, Héctor, a Cataluña. Me han hablado de una colección Bassat. —Que venga el gerente de Lienzo Norte y entre los tres seleccionamos las obras.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto