estamos pensando...

Fachas (conclusión)

Un artículo de J. Francisco Fabián

2017-10-02 17:44:03

Aunque podríamos enumerar muchos más casos, vamos a finalizar con uno muy reciente: el de la concentración del sábado 30 de septiembre en el Mercado Chico. Ir a eso fue ser un facha. Esto debieron intuirlo los partidos en sus sesudos cálculos de rentabilidad política, porque no hubo por allí ni un solo político conocido. Se quedaron en casa, aunque tuvieran ganas de estar. Por encima de todo, la imagen. Si vas, si te ven, si sales en la foto, eres un facha, como vinieron a decir los de la Cadena Ser en el informativo cuando citaron que la concentración había sido convocada por la de ultraderecha, como queriendo decir que quién estuvo allí era necesariamente de eso. Y si osaras llevar una bandera, constitucional, por supuesto (no vi otras por allí con el águila), entonces puede que digan, a mayores, que no solo te has vuelto un facha, sino también loco. Pues no, ni facha ni loco el que la llevara. Quien llevó allí una bandera legal, del país que somos, quien lo hizo pacíficamente invocando a la unidad de su país (¿será esto algo malo?), no fue un facha. Y daba igual si la convocatoria fue de la ultraderecha o lo había hecho en mismo San Pedro, se trataba de decir que somos un país (¿o no lo somos?), que lo queremos (¿eso será malo?), que lo deseamos unido (¿o eso nos da igual?), que lo buscamos mejorar cada día con inteligencia, sin fantasías y que no estamos porque nadie se salte las reglas que hemos hecho para todos y que son una garantía de convivencia. Si por eso, si por estar allí se es un facha, o es que no se sabe lo que significa esa palabra y se dice con ligereza irresponsable, o sencillamente es que se es idiota. Pero cuando se apodera este lamentable estado de idiotez en las personas, ya sea individualmente o en grupo, la realidad se vuelve muy complicada. Ahí estamos. 

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

Éxitos musicales del 2017: Nº 1 Fonsi Nieto: “Despacito, tren Ávila-Madrid”, Nº 2: Malú, “Invisible, museo del Prado en Ávila”.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto