estamos pensando...

Lautrec según Picasso

El Museo Thyssen-Bornemisza compara la obra del pintor francés con la del malagueño, que quedó fascinado con él en su primera visita a París.

2017-10-24 01:56:00

Clara Morales, infoLibre, 19/10/2017

'En un reservado', de Toulouse-Lautrec, y 'La espera (Margot', de Picasso, en la muestra 'Picasso/Lautrec' del Museo Thyssen.

Cuando Pablo Ruiz Picasso pisó París por primera vez tenía 19 años y aún no había descubierto ni la firma con la que rasgaría la esquina de sus cuadros. En ese mismo año de 1900, Henri de Toulouse-Lautrec había sido ya vencido por el alcoholismo y la sífilis: la muerte llegaría solo un año después. El joven pintor llamado a cambiar para siempre el arte occidental y el artista ya consagrado a sus 36 años jamás llegarían a encontrarse físicamente, pero Picasso recorría los cafés y los cabarés persiguiendo el verde absenta y los bailes pintados por el maestro. Las similitudes entre las primeras piezas del malagueño y los lienzos del francés no se habían escapado a la crítica, pero sí al museo. Picasso/Lautrec, en el Thyssen-Bornemisza de Madrid hasta el 21 de enero, es la primera exposición que las estudia, a través de 112 obras provenientes de unas sesenta instituciones. 

Las piezas expuestas van, para Picasso, de 1899 a 1972, un año antes de su muerte; y, para Toulouse-Lautrec, de 1882 a 1900. Aunque se cubren siete décadas de trayectoria del malagueño, las obras de sus primeros años copan el conjunto. Lo mismo sucede con el francés: los años noventa del siglo XIX, época de esplendor final antes del zarpazo de la enfermedad, son los más representados. Podría parecer, de alguna manera, que Picasso toma el testigo. "Él vio en seguida que Lautrec era una persona que había dado una respuesta a un mundo nuevo, más cercano al siglo XX que al XIX", apunta Paloma Alarcó, jefa de conservación de pintura moderna del museo y comisaria de la muestra junto a Francisco Calvo Serraller, catedrático de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid.

La conexión les parece tan obvia que casi han prescindido de la palabra para guiarla. En cada una de las cinco secciones que conforman la exposición —"Bohemios", "Bajos fondos", "Vagabundos", "Ellas" y "Eros recóndito"—, una frase suelta de Gertrude stein o de Baudelaire son la única guía al visitante. Porque la primera sala ejerce en sí misma de justificación de la propuesta. Ahí está Jane Avril (1891-1892), de Lautrec, y ahí Busto de mujer sonriente (1901), de un irreconocible Picasso. Si Lautrec había pintado En el café: el cliente y la cajera anémica en 1898, gouache sobre cartón, Picasso atacaba Los clientes en 1901, óleo sobre cartón. No es extraño que, como recoge Alarcó en el catálogo, Max Jacob o Guillaume Apollinaire se rieran de su joven amigo español al grito de "Encore trop Lautrec!" ("¡Todavía demasiado Lautrec!"). 

Aunque la muestra es tan ilustrativa sobre la obra de un artista como sobre la del otro, la comparación se apareció a Alarcó y Calvo mientras pensaban cómo abordar una retrospectiva sobre Lautrec, un artista "con el que se ha hecho de todo". La penúltima muestra, la brasileña Toulouse-Lautren em vermelho, que ha mostrado hasta el 1 de octubre algunas de las obras que exhibe ahora el Thyssen, solo dos años después de la celebración del 150º aniversario de su nacimiento. Los comisarios de han apoyado en la mirada de Picasso para distinguirse: "Picasso ve en él un pintor muy avanzado a su tiempo, un pionero de determinadas fórmulas artísticas, en la utilización de las artes gráficas...", señala Alarcó. Un punto de vista que considera refrescante en comparación a "esa visión demasiado biográfica" que se suele dar sobre el francés, marcada por su 1,52 metros de altura debidos a una enfermedad congénita y a su relación personal con la prostitución y el alcohol.

[Leer completo en infolibre.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

–Mira, papá, ¿qué es eso que hay en el suelo? –¡Cuidado! No te acerques que es peligroso. Es un libro.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto