estamos pensando...

Valioso tesoro de arte robado por los nazis

Dos exposiciones en Alemania y Suiza lo descubren al público

2017-11-09 01:26:12

Por primera vez en décadas, se exponen en Alemania y Suiza cientos de obras de arte acumuladas por un marchante de arte que trabajaba directamente para Hitler

Las obras las descubrieron inspectores de Hacienda en 2013 y pertenecen a artistas como Monet, Cézanne, Munch, Renoir, Rodin y Signa

Una de las exposiciones aborda el tema del arte moderno, censurado por los nazis por "degenerado"

Kate Connolly - Berlín (Alemania), eldiario.es,30/10/2017

La colección de arte nazi robado de Cornelius Gurlitt será expuesta en Berna y Bonn EFE

El  Kunstmuseum de Berna y el  Bundeskunsthalle de Bonn presentan esta semana las obras encontradas en las casas de Cornelius Gurlitt en dos exposiciones paralelas bajo el nombre de "Dossier Gurlitt". Se espera que atraigan a apasionados del arte de todo el mundo.

Las obras las descubrieron en  2013 inspectores de Hacienda en las residencias de Munich y Salzburgo de Gurlitt. Constituye el mayor hallazgo artístico del período de posguerra, con alrededor de 1.500 trabajos, incluidas piezas de Claude Monet, Paul Cézanne, Ernst Ludwig Kirchner, Otto Dix y Gustave Courbet, valoradas en cientos de millones de euros.

Gurlitt, un amante del arte bastante recluido de la vida social, que heredó la colección de su padre,  falleció un año después del descubrimiento por un fallo cardíaco, no sin antes donar todas las obras al museo de Berna. Un juzgado de Munich allanó el camino para que las obras sean expuestas tras  dictaminar contra la demanda de un familiar que alegaba la incapacidad mental de Gurlitt a la hora de hacer la donación.

Una oportunidad única para los amantes del arte

"El público podrá acceder a estas obras de arte de las que tanto se ha hablado en las noticias como un hallazgo insólito y un tesoro oculto", dice Nina Zimmer, comisaria de la exhibición en Berna.

'Dossier Gurlitt' también supone una oportunidad para estudiar por qué el mundo del arte ha sido poco autocrítico sobre su papel durante la era nazi. Y vuelve a poner en cuestión el polémico papel de Suiza como centro neurálgico en el campo lucrativo del arte nazi.

La exposición de Berna contará la historia del arte moderno, prohibido por los nazis que llevaron a cabo la operación "arte degenerado" entre 1937 y 1938, en la que se confiscaron más de 23.000 cuadros, esculturas y grabados de las galerías. Muchas de las obras se vendieron en el extranjero para recaudar fondos para el régimen nazi.

En la Bundeskunsthalle de Bonn el foco se pondrá en las obras de arte robadas a judíos y a otros perseguidos por los nazis. Se centrará en particular en el episodio más oscuro de la biografía del padre de Cornelius Gurlitt, Hildebrand, uno de los marchantes de arte más importantes del Tercer Reich y que trabajaba directamente para el líder nazi, Adolf Hitler.

Zimmer señala que las exposiciones pretenden "rendir homenaje a las personas que se convirtieron en víctimas de los robos de arte nacionalsocialistas, además de a los artistas 'degenerados' que fueron difamados y perseguidos por el régimen nazi". 

En Bonn prestarán atención en particular a la suerte que corrieron los artistas, coleccionistas y marchantes de arte judíos, que en muchos casos se enfrentaron a persecuciones y a tribunales irregulares y arbitrarios.

En busca de los dueños legítimos

Tras el gran descubrimiento de las obras de Gurlitt, Alemania se embarcó en una operación para encontrar a los dueños legítimos de las obras de arte robadas. Hasta ahora sólo se ha encontrado a los dueños de cinco piezas. El gobierno ha prometido seguir financiando la investigación.

Cornelius Gurlitt nunca trabajó y vendió parte de su colección para mantenerse. En 2010 un oficial de aduanas le pilló en un tren con una gran cantidad en efectivo. Gurlitt se encontraba a la vuelta de un viaje a Suiza para vender algunas de las obras. A raíz de este incidente  las autoridades de Hacienda llevaron a cabo una investigación en la que se encontraron las obras.

[Leer completo en eldiario.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

–Mira, papá, ¿qué es eso que hay en el suelo? –¡Cuidado! No te acerques que es peligroso. Es un libro.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto