PÁGINA EN OBRAS disculpen las molestias

El peligro de defender los derechos humanos en el mundo

281 activistas asesinados en 2016

2017-12-09 02:29:09

Lara Carrasco, infoLibre, 05/12/2017

Protesta por el asesinato de la activista Berta Cáceres. EUROPA PRESS

Berta Cáceres, activista hondureña de los derechos medioambientales e indígenas asesinada en 2016; Natalia Estemirova, defensora de los derechos humanos secuestrada y asesinada en Chechenia en 2009; Xulhaz Mannan, activista LGTBI apuñalado en Bangladesh el pasado año; "Los 4 de Douma", activistas sirios secuestrados en 2013 y sin noticias de ellos desde entonces. Estos son solo algunos de los ejemplos que muestra Amnistía Internacional en su último informe, hecho público este martes, Ataques letales pero prevenibles. Asesinatos y desapariciones forzadas de quienes defienden los derechos humanos. Con él, la organización pretende informar y denunciar la vulneración de derechos humanos –que puede llegar incluso a los asesinatos– que sufren miles de activistas en todo el planeta. Según denuncia, 281 defensores y defensoras de los derechos humanos en todo el mundo fueron asesinados en 2016

Calumnias y estigmatización, enjuiciamientos injustos y detenciones arbitrarias, amenazas e intimidación y otros actos violentos son algunos de los peligros a los que, según Amnistía, se enfrentan a diario miles de defensores de los derechos humanos en todo el mundo. Y todo esto se produce bajo el amparo de la desprotección de los Estados donde trabajan, que no ponen freno a un problema que ha ido in crescendo en los últimos años. Además, la impunidad con la que terminan estas desapariciones forzadas y estos asesinatos tampoco contribuyen a la defensa de estas personas y sus familias, que sufren las consecuencias directas. 

Existe, además, un escenario propicio para esta situación, puesto que la ausencia de consideración y reconocimiento del trabajo de los defensores y defensoras de los derechos humanos dificulta su protección. "Las constantes de ataques se entienden y abordan mejor mediante estrategias de prevención si se analiza el riesgo con arreglo a contextos y áreas de trabajo específicos, incluidas las vulnerabilidades asociadas a las formas de discriminación interconectadas", explica el informe. 

Por ello, la mayoría de estos crímenes, alcancen la intensidad que alcancen, quedan sin resolver. Es el caso de Berta Cáceres, quizá uno de los más controvertidos de los últimos años. Tras conocerse la noticia de su asesinato, producido en marzo del pasado año, la familia exigió una investigación internacional que resolviera los motivos y autoría del crimen. En este caso, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos había instado a las autoridades hondureñas a que diesen a la activista protección especial porque Cáceres ya había recibido numerosas amenazas de muerte. Sin embargo, no hubo protección y, a día de hoy, no se conocen los detalles del asesinato que tuvo un enorme impacto internacional. Muchos otros activistas, menos conocidos y mediáticos, simplemente se pierden en un conteo de víctimas mortales.  

Periodistas y activistas medioambiambientales, principales objetivos

"A menudo es simplemente por ser quienes son". Según Amnistía Internacional, el ámbito de dedicación de los activistas influye profundamente en el peligro que corren. En este sentido, el informe señala a periodistas, activistas medioambientales, trabajadores de la justicia y activistas por los derechos laborales como algunos de los colectivos que corren un peligro especial.

[Leer completo en infolibre.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

¡Cerrad la puerta!... ¡que se vuelan los másters!

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto