PÁGINA EN OBRAS disculpen las molestias

PORTABOZA

portavoz

1. m. y f. Persona que está autorizada para hablar en nombre y representación de un grupo o de cualquier institución o entidad.

2. m. y f. Persona autorizada para comunicar a la opinión pública lo que piensan acerca de un asunto determinado las instituciones políticas o sus dirigentes.

3. m. Mil. Bocina que usan los jefes para mandar las maniobras al tender los puentes militares.

2018-02-19 01:51:58

Desde que una política de renombre utilizó la palabra portavoza para referirse a la mujer que asume la portavocía de un partido político, se han producido todo tipo de comentarios y críticas, unas afortunadas y otras desafortunadas y fuera de tono.

Entre las correctas, está la postura académica que explica que la palabra portavoz es compuesta por el verbo portar que no tiene género y el nombre voz que es de género femenino, es decir “quien porta la voz”, sea hombre o mujer, por tanto, en su uso la única diferencia radica en el artículo previo: la portavoz será femenino y el portavoz será masculino.

Ante las críticas surgidas, la mayoría bastante desafortunadas, las voces feministas han reaccionado explicando que, en realidad, el uso de la palabra portavoza, más que una corrección o incorrección lingüística, es un símbolo de un colectivo que pretende acabar con el sometimiento de la mujer a un lenguaje masculinizado, machista y opresor. Un símbolo, pues, con el que las mujeres, que superan el 50% de la población en España, quieren reivindicar que pueden usar el lenguaje como mejor las parezca y no como dicte una población aún muy machista en el fondo y en las formas.

Por tanto, dejemos que sean las mujeres las que se encarguen de corregir o feminizar las palabras que crean oportuno pues, no olvidemos, que son más del 50% de la población y que usan estos cambios lingüísticos como símbolo de normalidad social por razón de sexo. Entonces, FEMINICEMOS LAS PALABRAS, INCLUSO, AUNQUE ORIGINALMENTE YA SEAN DE GÉNERO FEMENINO.

De la misma manera, evitemos el intrusismo lingüístico en cuanto a género. Por ejemplo: si una mujer es pediatra, un hombre será pediatro. Si la mujer es machista, el hombre será machisto, igual que feminista y feministo. Ya se consiguió, por ejemplo, con modista y modisto que tienen dos entradas diferentes en el Diccionario de la Lengua Española (DLE).

También hay un número elevadísimo de personas de ambos sexos que no usa la tilde. Una amplia mayoría, seguramente entre en 60 y el 70% de la población, jamás usa tilde para acentuar las palabras. Por lo que sería conveniente respetar a esa inmensa mayoría que se niega a usar tildes en sus textos. Por lo tanto, a partir de aqui el texto ira sin tildes. SUPRIMAMOS LAS TILDES, si, ya que asi opina una enorme mayoria que ya no las usa.

A la Ñ, ni tocarla que es un simbolo patrio del reino de España y a la CH tampoco, que tiene un sonido unico.

Una inmensa mayoria de la poblacion no entiende o no sabe por que o para que se usa la H. Llegan a decir que habria que eliminarla por ser una letra inutil. Asi que a partir de aora, todo sin H, SUPRIMAMOS LA H DE NUESTROS TEXTOS excepto para conseguir el sonido CH. Ay que ser practicos, emos de eliminar lo que no ace falta o no sirve para nada.

[Leer completo en arevaceos.com]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

¡Cerrad la puerta!... ¡que se vuelan los másters!

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto