PÁGINA EN OBRAS disculpen las molestias

Los gastos de la sede de Junta de Castilla y León en Bruselas: limusinas, bebidas y comidas de hasta 4.000 euros

Documentación remitida por la Junta al juzgado del caso Perla Negra desvela un coste de más de 200.000 euros anuales en esta oficina comercial

2018-02-26 21:06:08

Hay facturas vinculadas a directores generales y consejeros para las que se alquilaron vehículos de lujo y “almuerzos de trabajo” con docenas de botellas de vino

Un albarán de más de 4.000 euros se atribuye a una comida en la propia sede con el presidente Juan Vicente Herrera, sin especificar el número de invitados

Laura Cornejo eldiario.es, 25/02/2018

Factura de alquiler de limusina en Bruselas

La sede comercial que la Junta de Castilla y León tiene en Bruselas desde 2004 generó, al menos entre los años 2006 y 2007, unos gastos de más de 200.000 euros anuales. ¿En qué se gastaba el dinero? Las facturas de esos dos ejercicios corresponden, entre otros conceptos, a comidas en restaurantes de lujo, a alquiler de limusinas para las visitas de consejeros y directores generales y a docenas de botellas de vino, además del elevado mantenimiento del palacete donde estuvo la oficina a partir de 2006.

Así lo refleja la documentación que ha remitido el Gobierno Regional al juzgado que investiga el caso Perla Negra ( el sobrecoste millonario del edificio de la Consejería de Economía) y a la que ha tenido acceso  eldiario.es. El juez esperaba desde hace tres meses los recibos y expedientes relacionados con Co-Louis, una sociedad instrumental belga a la que se alquiló el palacete . Detrás de Co-Louis se encontraban en realidad los administradores de Urban Proyecta PM3, la promotora del Perla Negra. Hasta el momento, lo único que investiga el juzgado sobre la sede regional de Bruselas, es la relación con esa mercantil, pero la información requerida destapa el despilfarro que suponía.

La sede, que en los primeros años estaba en un pequeño espacio en la Avenida de las Artes, se trasladó al palacete de la Avenue Louis Smichdt, cuyo alquiler superaba los 15.000 euros mensuales, en noviembre de 2006. A ese elevado arrendamiento, había que sumar los costes de limpieza que oscilaba cada mes entre los 800 y 1.200 euros, o el mantenimiento de los jardines de los que disponía, que en seis meses generó una factura de 3.063, 38 euros. El traslado de la oficina costó 7.011,95 euros y liquidar el contrato anterior con una inmobiliaria 10.852, 51 euros, además de otro pago que se tuvo que reclamar varias veces de 3.486,13 euros. A todos los gastos del cambio de ubicación hay que añadir también un “estudio del estado del local” por el que se pagaron 596, 53 euros o la instalación  de mamparas de más 2.000 y un timbre de más de 300 euros. Los gastos de personal no aparecen (en cada sede había dos o tres becarios y un director), pero sí que se pueden ver los billetes de avión que se pagaron para la directora de la oficina. El motivo aludido eran reuniones en Valladolid. Curiosamente, la mayoría de los viajes de ida fueron un viernes y los de vuelta un domingo.

También la inversión en material de oficina parece disparatada, con facturas que superaban los 1.000 euros en un tan sólo un mes, o los de teléfono, de más de 7.000 euros en tres meses, o los gastos “en atenciones con invitados” que no aparecen justificados en facturas y de los que se desconoce la identidad.

Pero los gastos más controvertidos son los conceptuados como “coche con conductor” que se giraron en 2007. Consejeros y directores generales de la Junta se desplazaron por la pequeña Bruselas a bordo de limusinas, un dato que jamás había salido a la luz y que habría desatado todo tipo de críticas en plena crisis económica.

La primera factura por el uso de vehículos de lujo se fecha el 19 de marzo y se vincula –en la relación de gastos de la sede-  a una visita del entonces director general de Economía de la Junta, Víctor Valverde -que es quien aprueba todos los gastos de la sede belga y que se quitó la vida en septiembre de 2017-, junto a alguien reseñado por las siglas AAEE (podría referirse a Asuntos Exteriores)  y asciende a 215, 18 euros. El albarán justificativo de la empresa Breugelmans Limousines por ese importe, se refiere a la “disposición de limusinas y de minibús con chóferes durante el mes de febrero de 2007”. Detalla que el servicio se produjo el 26 de febrero con el traslado de tres personas del aeropuerto al hotel y con la puesta a disposición de una minivan desde las 18,30 a 21,00 horas. La falta de coincidencia entre la relación de gastos y la fecha del albarán podría responder a que éste último se refiere al momento en que se produjo contrato de esos servicios. En cualquier caso, Valverde aprobó esa factura.

Poco después, el 31 de octubre de 2007, se paga, de nuevo, un coche con conductor por 430,36 euros. Esta vez se reseña que es por la visita del director general de Industria, que en ese momento era Carlos Martín Tobalina, actualmente investigado del caso Perla Negra. La factura de Breugelmans Limousines, fechada el día 26 de ese mes hace referencia al servicio de limusina y chófer y pone como referencia a Mr. Tobalina.

[Leer completo en eldiario.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

¡Cerrad la puerta!... ¡que se vuelan los másters!

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto