estamos pensando...

Cuando la zorra guarda las gallinas

La Junta de Castilla y León autoriza a la Universidad Católica de Ávila (UCAv) a impartir  dos títulos universitarios que desde siempre ha impartido en la ciudad la Universidad Pública.

2015-02-01 15:06:12

La zorra guardando las gallinas es la metáfora que mejor corresponde a la actitud de la Junta de Castilla y León hacia la Universidad Pública. Desde hace años la Junta viene disminuyendo la aportación presupuestaria a este servicio público, a la vez que obliga a las Universidades a elevar sustancialmente las tasas que pagan los alumnos por matricularse. En cambio todo son facilidades para las Universidades privadas, a las que autorizan  a impartir los títulos que quieren mientras se debilitan los controles de calidad de su práctica educativa.

El último episodio de esta irresponsable estrategia de la derecha –el PP– que gobierna en nuestra región, y en nuestra provincia y ciudad, es la autorización a la Universidad Católica de Ávila (UCAv) a impartir  dos títulos universitarios que desde siempre ha impartido en la ciudad la Universidad Pública: el Grado de Educación Primaria y el Grado de Educación Infantil. En vez de estimular a la UCAv a que busque nuevos estudios universitarios  que ampliaran la escasa oferta que existe en Ávila, la Junta la autoriza a que intenten captar una parte de los estudiantes que ahora asisten a la Universidad Pública. Para ello, se saltan su propio criterio a la hora de autorizar nuevas titulaciones: evitar estudios repetidos y procurar una distribución sensata de los títulos en el espacio de la comunidad autónoma.

Este hecho demuestra que la UCAv y la Junta –es decir la derecha de siempre- mienten cuando hablan de que desean que los jóvenes de Ávila tengan una gama de títulos cada vez más diversificada y adaptada a las nuevas perspectivas  sociales y del sistema productivo.  A lo que en realidad aspiran es a estrangular la oferta universitaria pública, especialmente en los títulos que cumplen la función de formar a los futuros maestros. Todo hace pensar que están empeñados, cada vez con menos pudor,  en que los maestros y maestras que eduquen a nuestros hijos y nietos se  formen en un centro confesional católico. No es suficiente, por lo visto, la obligación de impartir la enseñanza de la religión católica en los estudios de magisterio: todas las materias deben ser tocadas por la mano del buen dios o al menos por la de sus humildes y negros servidores. Así se podrá llegar a un catolicismo más íntegro, más integral, más integrador, más... (no hay más que añadir; quien quiera entender que entienda).

Ya sabemos que no se ha decretado el cierre de la Escuela Universitaria de Educación, pero no hay que olvidar que la Administración  está presionando cada vez más para eliminar aquellos centros  que no tengan un número determinado de estudiantes. Esta estrategia –que en general no carece de cierta racionalidad- no significaría ningún riesgo para la continuidad de la citada Escuela Universitaria en Ávila, ya que en la actualidad  son unos 800 los alumnos  que tiene matriculados presencialmente (no on line), pero si este número se tuviera que compartir con la UCAv es muy posible que el rectorado de la Universidad de Salamanca (USAL) caiga en la tentación de cerrar el centro orientando a los que quieran ser maestros/as a desplazarse  a la ciudad charra o bien –en el mejor de los casos- a rebajar el estatus de la centenaria Escuela de Magisterio a un mero aulario sin capacidad de decisión alguna, incluida la de su continuidad. Todo ello a mayor gloria de la UCAv y sus mentores, confesados e inconfesados.

¿Está Ávila tan sobrada de recursos como para perder un centro universitario donde se forman anualmente cientos de jóvenes y donde trabajan más de medio centenar de profesores/as?

¿Qué opina de este hecho la sra. Directora  de la Escuela Universitaria de Educación y Turismo de la USAL que es, a la vez, concejala de cultura del Ayuntamiento de Ávila?

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

Éxitos musicales del 2017: Nº 1 Fonsi Nieto: “Despacito, tren Ávila-Madrid”, Nº 2: Malú, “Invisible, museo del Prado en Ávila”.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto