estamos pensando...

Micromachismos: "Sí, a mí me ha pasado"

Decenas de mujeres han enviado sus reacciones al vídeo de Micromachismos, que en una semana ha tenido más de dos millones de visualizaciones en Facebook. Sonia, Lara o Lucero nos cuentan que sí, que esto les ha pasado.

2015-02-20 19:48:15

Ana Requena. eldiario.es, 19/02/2015

"Soy recepcionista, pero solo se dirigen a mis compañeros hombres"; "pedí la cuenta y se la dieron a mi chico"; "si accedes a un baile pero luego te niegas a besarles o a irte con ellos eres una calientapollas". Decenas de mujeres nos han escrito para compartir sus reacciones después de ver el vídeo de Micromachismos, que en una semana ha tenido más de dos millones de visualizaciones en Facebook y más de 75.000 visitas en Youtube. Algunas de las historias son parecidas a las que aparecen en el vídeo; otras, diferentes, pero repletas de los mismos tópicos y estereotipos. Estas son algunas:

Soy recepcionista en un hotel de cuatro estrellas en el centro de París. Normalmente una parte de la jornada estoy con uno de mis dos compañeros (hombres los dos) en recepción, y el resto sola. Pues bien, muchas veces llegan clientes (nuevos, por lo general) y da igual que yo esté más cerca de la puerta que se dirigen directamente a él. O hablan y solo miran a mi compañero, como si yo fuera invisible. A veces incluso está el chico del equipaje detrás del mostrador y aún así le hablan a él, a lo que él responde que seré yo quien les atienda. Y esto no me pasa dos o tres veces, precisamente si me he dado cuenta es porque ocurre a menudo. Mis compañeros, por otro lado, no se dan ni cuenta.

Sonia

Sí, estoy harta. Llevo unos meses saliendo con un chico y cuento los micromachismos a pares cada día. Este último fin de semana, de compras en Benidorm, por ejemplo. Los gastos del fin de semana iban a medias, pero en vez de pagar cada vez los dos decidimos que unas cuentas las pagaba uno y otras, él. Pues bien, el domingo en una tienda el dependiente, más o menos de nuestra edad, moderno y muy simpático, al pagar yo la cuenta con cosas que llevábamos los dos en las manos va y suelta: "Aahh, amigo, ¿quieres presumir de chica guapa y no quieres pagar? Lo tuyo son nueve euros y lo de ella sólo tres, paga tú, hombre". Antes, en un restaurante pedí la cuenta yo y el camarero al traérmela dudó y al final se la dejó delante a mi chico, que para eso es un hombre, claro. 

Lumi

Dos mujeres, lesbianas, que charlan tranquilamente con algunos conocidos y que de repente alguno les pregunta "pero a ver, ¿quién es el hombre de la relación?", como si el papel masculino fuese necesario.

Lara

Una de las razones por las que no disfruto saliendo por la noche con mis amigas es por el continuo acoso de los hombres en la discoteca. Si accedes a un baile con ellos pero luego te niegas a besarles o a irte con ellos eres una "calientapollas", si te niegas a bailar amablemente, "estrecha", y si respondes borde que no por el exceso de acoso, "joder con puta gorda borde que creído se lo tiene". Es un acontecimiento que se me repite cada vez que salgo a bailar, no me importa tener que dar la cara si se ponen algo chulos, bordes o agresivos, pero es indignante que no entiendan un no por respuesta y no tener ni una noche de tranquilidad.

Lucero

El otro día fui al desguace con mi padre a tirar objetos viejos tales como lavadoras, un lavavajillas y algunos cubos. Los obreros que había allí se "ofrecieron" a ayudarme diciéndome "aparta, ya ayudo yo a tu padre". Me parece una falta de respeto que a mis veinte años no me vean capaz de descargar un lavavajillas con mi padre y echarlo en un contenedor. Lo peor del caso es que con mi hermano, de tan solo diez años y con mucha menos fuerza que yo, dan por sentado que sí puede hacerlo.

Irena

Si tú también quieres compartir tu experiencia de machismo cotidiano escríbenos a micromachismos@eldiario.es o menciona nuestra cuenta en Twitter: @Micromachismos_

[Tomado de eldiario.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

–Mira, papá, ¿qué es eso que hay en el suelo? –¡Cuidado! No te acerques que es peligroso. Es un libro.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto