estamos pensando...

Teresa de Ávila

Teresa de Ávila para niños. Un poema de Carlos Reviejo.

2015-04-19 00:28:10

Santa Teresa de Jesús (por Fray Juan de la Miseria, 1576)

 

Ávila de los caballeros

guarda entre muros memoria

de escritores y de santos

que pasaron a la historia.

 

Ciudad de antiguas murallas,

que al clarear la mañana,

cuenta leyendas antiguas

con el son de sus campanas.

 

Desde la Plaza del Grande,

os voy a contar la historia

de una monja carmelita

que alcanzó gran fama y gloria.

 

Fue Teresa de Cepeda

una monja singular,

cuya extraordinaria vida

hoy os voy a relatar.

 

En esta hermosa ciudad,

de entre hermanos la tercera,

vino Teresa a este mundo

un día de primavera.

 

Sobre este particular,

hay algunos que aseguran,

basándose en ciertos hechos,

que nació en Gotarrendura.

 

Pero fuera como fuere,

abulense fue Teresa

y para contar su vida

es eso lo que interesa.

 

Era el mil quinientos quince

el año en que ella nació

y en la iglesia de San Juan

el bautismo recibió.

 

Fue desde niña piadosa,

y le gustaba rezar,

y soñaba con ser monja

y en un convento ingresar.

 

En el jardín de su casa,

vidas de santos leía,

y a escondidas de sus padres,

libros de caballerías.

 

Sobre una piedra subida,

sus sermones predicaba

y a decir misas y oficios

 con sus hermanos jugaba.

Hablaban de hacerse mártires

en tierras de los infieles

y en sufrir por el Señor

dolor y tormentos crueles.

 

Por eso, un día de verano,

junto a su hermano Rodrigo,

salieron de las murallas

para sufrir el castigo.

 

Estando en los Cuatro Postes,

se encontraron, por ventura,

con un pariente cercano,

y allí acabó su aventura.

 

Adolescente, Teresa

es una joven normal,

y es coqueta y presumida,

que a su edad  es natural.

 

Cuando tenía quince años

en un colegio la ingresan,

pero por enfermedad

al año a casa regresa.

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—Gracias a la automoción, Ávila prosperará por fin. —¡Qué bien, nos pondrán una fábrica nueva! —Qué va, creo llamarán Ávila a un nuevo modelo de coche.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto