estamos pensando...

El número de mujeres que cobran el salario mínimo o menos duplica al de hombres

La diferencia de retribuciones es mayor en los sectores productivos y ocupaciones profesionales mejor remunerados. Canarias y Baleares son las comunidades con menor distancia entre los sueldos de hombres y mujeres; Navarra, la que más discrimina.

2015-06-26 02:20:29

Begoña P. Ramírez infolibre.es,  24/06/2015

La hostelería, uno de los sectores con menor brecha salarial.

 

La brecha salarial entre hombres y mujeres era del 19,3% en España en 2013, 3,3 puntos por encima de la media de la zona euro, según las últimas cifras publicadas por Eurostat, la oficina de estadísticas europea. La Encuesta Anual de Estructura Salarial que elabora el INE proporciona abundantes detalles de esa discriminación salarial tal y como se produce en España. Así, el 18,6% de las mujeres asalariadas cobra un sueldo igual o inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en 2013, el año al que hace referencia la encuesta, era de 9.034,20 euros al año, 645,30 euros al mes. El porcentaje de los hombres, es del 8,3%, la mitad. De hecho, el 67,75% de quienes no superan el SMI en sus nóminas son mujeres. Por el contrario, entre los que cobran más de ocho veces el salario mínimo, el 75,77% son hombres.

En general, la crisis ha aumentado el porcentaje de quienes perciben sueldos iguales o inferiores al SMI. Más de cuatro puntos. En 2008 eran el 8,86% de los asalariados; cinco años después alcanzan el 13,28%. La encuesta incluye también dos indicadores de desigualdad. El 18% de los asalariados españoles son considerados por el INE trabajadores de ganancia baja, porque cobran por hora menos de los dos tercios de la ganancia mediana –19.029,66 euros al año, el salario situado en medio tras dividir al número de trabajadores en dos partes iguales, quienes tienen un salario superior y quienes tienen un salario inferior–. Es decir, ingresan menos de 12.686 euros anuales. Pues bien, de esos 2,53 millones de asalariados, el 64,4% son mujeres.

En resumen, no sólo los salarios femeninos son inferiores a los masculinos, sino que los sueldos más bajos son patrimonio mayoritario de las mujeres.

Si se considera la ganancia media bruta anual, la brecha entre hombres y mujeres es aún mayor que la mostrada por Eurostat –recoge la ganancia bruta por hora–, y asciende al 24%. Los hombres ganaron en 2103 una media de 25.675,17 euros al año, por sólo 19.514,58 euros las mujeres, una cantidad que equivale al 76% del sueldo masculino. Además, desde 2008, el salario bruto medio de los hombres ha crecido un 6,1%, mientras que el de las mujeres ha aumentado la mitad, un 3,2%. Desde 2010 el de las mujeres incluso ha bajado, un 1,1%.

También ganan menos con contratos indefinidos

Y no importa qué tipo de contrato firmen. Sea indefinido, sea temporal, las mujeres siempre ganan menos. Los hombres con contrato fijo ingresaron un sueldo superior en un 22,3% al salario medio, pero a las mujeres que suscribieron un contrato indefinido se les pagó un 9,1% por debajo del salario medio. En el caso de los contratados temporales, sus sueldos son un 36,6% inferiores al salario medio anual. Pero mientras los ingresos de los hombres con estos contratos eventuales son un 28,4% inferiores a la media, los de las mujeres en esa misma situación descienden un 35,8% respecto del salario medio general.

Otro tanto puede decirse de los sueldos según la jornada laboral. El 80% de los contratos a tiempo parcial los firman mujeres. Y la hora de trabajo en estas jornadas siempre se paga menos que la hora de un contrato a tiempo completo: 15,19 euros la primera, 11,06 horas la segunda. También en estos casos las mujeres cobran menos. La hora de trabajo femenina a tiempo parcial se remunera con 10,39 euros, mientras que la de los hombres vale 2,25 euros más. Y ello a pesar de que el último año la hora masculina ha caído un 2% y la femenina ha subido un 1,2%.

En la crisis ha aumentado el número de trabajadores a tiempo parcial; pero sobre todo está creciendo el de hombres que firman este tipo de contratos. Lo que puede interpretarse como una señal más de la precarización de los empleos que se están creando: cada vez hay más hombres que aceptan trabajos con peores condiciones antes reservados para las mujeres.

[Leer complero en de infolibre.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

–Mira, papá, ¿qué es eso que hay en el suelo? –¡Cuidado! No te acerques que es peligroso. Es un libro.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto