estamos pensando...

Consejo de Estado y grandes empresas o bufetes

Cinco miembros del Consejo de Estado son además consejeros de grandes empresas o bufetes.

2015-07-14 11:30:31

El Gobierno recurre a este órgano para que se pronuncie sobre las leyes que está elaborando. Tres de ellos son exministros de Aznar: Isabel Tocino, Ana Palacio y José María Michavila. Entre las grandes firmas que se 'sientan' en el Consejo de Estado figuran Repsol, Banco Santander, BBVA, Enagas o Ence.

Yolanda González, infoLibre, 13/07/2015

 

Los exministros Michavila y Palacio en su toma de posesión como miembros del Consejo de Estado. EFE

 

Lo público y lo privado comparten asiento en el Consejo de Estado, el órgano consultivo al que recurre el Gobierno para que informe sobre anteproyectos de leyes en elaboración y otro tipo de asuntos en los que considere necesario un estudio previo antes de tomar una decisión definitiva. Cuando el pleno de esta institución se pronuncia, entre los que deciden en favor del interés general hay cinco consejeros con fuertes vinculaciones con el sector privado. La galería de cargos que acumulan es amplia: desde empresas del Ibex 35 –BBVA, Santander, Repsol, Enagás– a grandes bufetes de abogados.

Si las empresas en las que participan son conocidas, más conocidos son casi todos sus nombres. Integran el grupo de "consejeros electivos", la cuota de los Gobiernos de turno en el Consejo de Estado, esos que nombran por razón de confianza. Un grupo de nueve a día de hoy –el máximo es diez– en el que destacan exministros de José María Aznar como Isabel Tocino (Medio Ambiente), Ana Palacio (Exteriores) o José María Michavila (Justicia). Todos ellos fueron nombrados el 23 de marzo de 2012 por el Consejo de Ministros, el mismo día que el Ejecutivo de Mariano Rajoy elegía a José Manuel Romay Beccaria presidente de este órgano consultivo. Hombre de su máxima confianza –en él depositó la tesorería del PP tras el escándalo protagonizado por Luis Bárcenas– también había integrado los equipos de Gobierno de Aznar.

El grupo de consejeros electivos con intereses en el sector privado se completa con el abogado Manuel José Silva Sánchez y Juan Antonio Ortega y Díaz-Ambrona, según información del Registro Mercantil consultada por este diario.

Las retribuciones de los consejeros electivos se limitan a las dietas por asistencia a plenos: un máximo mensual de 974 euros, que no se percibe si no hay sesión plenaria o no se asiste. En este caso, el valor de formar parte de este grupo de altos cargos del Consejo de Estado está en la información que se maneja más allá de la retribución económica. "Hay gente que pagaría por integrar este órgano consultivo", bromea un diputado.

¿Está garantizada la independencia?

Pese a que la legislación actual no establece que este tipo de compatibilidades sean ilegales, expertos en transparencia y sector público consultados por infoLibre ponen el foco en la necesidad de abrir un debate al respecto en un momento en el que la desconfianza entre los ciudadanos y las instituciones se ha agrandado a raíz de los escándalos de corrupción protagonizados por los grandes partidos. ¿Cómo se garantiza que los consejeros no manejen información privilegiada que puedan usar después para tomar decisiones en su esfera privada? Esa es una de las preguntas clave que se plantean.

Según el artículo 12 de la Ley Orgánica del Consejo de Estado, sólo el presidente y los consejeros permanentes "tendrán las incompatibilidades establecidas con carácter general para los altos cargos de la Administración del Estado".  La misma ley también establece que el presidente y los consejeros de Estado –este precepto sí afecta a todos, también a los electivos– "tendrán la obligación de inhibirse del conocimiento de los asuntos en cuyo despacho hubieren intervenido, o que interesen a empresas en cuya dirección, asesoramiento o administración hubieran participado ellos mismos o personas de su familia dentro del segundo grado civil por consanguinidad o afinidad".

A continuación, se repasa de forma detallada los vínculos de estos cinco consejeros con el sector privado. Este diario ha intentado, sin éxito, contactar con todos ellos, bien a través de los despachos de abogados en los que participan o de las empresas.

[Leer completo en infolibre.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

–Mira, papá, ¿qué es eso que hay en el suelo? –¡Cuidado! No te acerques que es peligroso. Es un libro.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto