estamos pensando...

Cañizares, ese cristiano nuestro tan de aquí

Por Marina Curiel

2015-10-27 23:36:49

Va el arzobispo de Valencia, que en su día fue aquí también obispo, monseñor Cañizares, tan famoso, tan discreto siempre, tan así él y con tanto predicamento en Avila, donde se prodiga tan de perejil en toda ceremonia mediática, va –digo- y se pregunta (más que preguntándose afirmando) que si entre toda ese gente que llega y llegará a España huyendo de las guerras y sus consecuencias habrá trigo limpio y añade (subiendo así el tono del mensaje) que dónde quedará Europa dentro de unos años con esta gente llegando y llegando. Dijo más cosas, están en Google. Lo dijo no precisamente dando un paseo privado por la paz de un claustro, con un colega en medio de una conversación privada, sino ante un auditorio con cámaras de TV, por tanto una reflexión en toda regla para el público.

El caso es que cuando se monta la polémica a partir de sus palabras, polémica que conocía de antemano que se montaría como era de suponer, espera unos días, sosiega y escribe un comunicado diciendo lo contrario de lo que había dicho, añadiendo finalmente una frase tan manida en todos los hipócritas rectificadores de que se han malinterpretado sus palabras. Tan claras como las dijo, tan sin retórica, tan crudas y tan sencillas de entender y resulta que las hemos malinterpretado. Nosotros las hemos malinterpretado… Bien. Solo le ha faltado salir en alocución pública diciendo con ese verbo suyo tan armonioso: “Amigos creyentes en la fe y con las fes que se necesitan para tener fe, les parecerá a ustedes que lo dije, incluso lo vieron decir y lo tienen en youtube, sí, bien, ¡pues no lo dije! Lo ven, pero no lo dije, créanme, usen la fe, que para eso está en estos casos y en los que haga falta”. Y luego se levantará de la silla mientras piensa convencido que somos idiotas, seguramente una de sus creencias más firmes.

Dirán lo que quieran por ahí los de su cuerda, que fue una broma, una cosa de las suyas, jajaja, que ya sabemos cómo es él, que bueno, que no hay que darle más vueltas, que hay una campaña permanente contra él  o dirán al estilo del inefable Arturo Mas con Cataluña, que es una campaña contra la Iglesia, que es cómo mejor se zanjan estas cosas. Dirán lo que quieran pero ese señor, con tanto poder y predicamento en la Iglesia (aún, todavía) y con tanto carisma en nuestra Ávila, es un impresentable para las esencias del pensamiento de su organización (falta de solidaridad y amor al prójimo, mentira, cizaña, hipocresía…). Debería darle vergüenza ajena a sus colegas de creencia. Podemos oírle estas cosas a determinados políticos de colmillo retorcido o a gente tomando una caña en el bar de abajo, pero a quién dice seguir los pasos, la palabra y el ejemplo del que habló de esto hace dos mil años y conminaba a lo contrario de lo que piensa y dice Cañizares, no es lo mejor para los oídos y para el ejemplo.

No sé si se habrá enterado el Papa Bergoglio. Seguro que sí. Quisiera saber lo que ha pensado de este sujeto. Por cierto, si yo fuera Bergoglio y anduviera Cañizares de visita por el Vaticano, no aceptaría de ninguna manera que se ofreciera a llevarme al lecho un colacao de buenas noches. Ni loca, vamos, ni loca. 

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

Éxitos musicales del 2017: Nº 1 Fonsi Nieto: “Despacito, tren Ávila-Madrid”, Nº 2: Malú, “Invisible, museo del Prado en Ávila”.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto