estamos pensando...

Justicia franquista en EE.UU.

La novela sobre justicia franquista que despierta el interés de los Estados Unidos

2015-11-12 19:24:52

La novela 'La memoria varada', que está triunfando al otro lado del Atlántico, narra el primer el primer macrojuicio sumarial del franquismo

Se investiga la muerte de nueve personas en la localida de La Pañota (Sevilla) y 70 condenados a muerte por rebelión en un barco a orillas del Guadalquivir

Olivia Carballar, eldiario.es, 11/11/2015

Un grupo de mineros detenidos en Sevilla ICAS-SAHP. FOTOTECA MUNICIPAL DE SEVILLA

 

A Rafael Adamuz, periodista de Canal Sur Radio, lo tacharon de loco y antiguo cuando pidió un contestador automático para poner en marcha un programa sobre memoria histórica. El teléfono sonó una vez y otra y otra… y el contestador comenzó a llenarse de recuerdos, sensaciones y nombres hasta ahora silenciados y olvidados en este país llamado España. En ese teléfono dejó su mensaje Luis Cassà, nieto de una de las víctimas de la columna minera de Riotinto que intentó reprimir el golpe en Sevilla. El resultado de aquella marcha en defensa del Gobierno de la República fue espeluznante: nueve muertos en una emboscada en La Pañoleta, a la entrada de la capital andaluza, y 70 condenados a muerte por rebelión tras un mes y medio de cautiverio en un barco a orillas del Guadalquivir, hacinados, con 50 grados de temperatura. Fue esa llamada, en la que Cassà pedía ayuda para dignificar a su abuelo, Luis Marin Bermejo, la que impulsó a Adamuz (Granada, 1980) a escribir La memoria varada (Ediciones Atlantis), una novela que narra el primer macrojuicio sumarial del franquismo que ha despertado el interés en EEUU. El próximo febrero será presentada en la Universidad de Florida, en Miami.

La primera editorial a la que Adamuz mostró su obra –“una editorial potente”, según el autor– rechazó el texto. Y ahora le da “coraje”, que la primera universidad que se ha interesado por ella sea extranjera: “No concibo que este país, excusado en la transición, no haya reparado la memoria de 114.000 personas enterradas en las cunetas. Es una cuestión de higiene cultural y social. Tendríamos que contar estas historias en las facultades, en las escuelas”. Ocurre lo mismo –prosigue– con el juez Baltasar Garzón, a quien envió el manuscrito. Al menos 15 hombres de Valderde del Camino, el primer destino de Garzón, pasaron sus últimos días en aquel barco de nombre Cabo Carvoeiro.

“Se ha escrito sobre memoria, pero los sucesos del 19 de julio del 36 en La Pañoleta que se relatan en esta novela son impresionantes, como si fueran hoy mismo. La injusticia de una justicia que apoyó el golpe, consumó las sanciones ilícitas contra trabajadores y favoreció con su traición la instauración de otros en el poder durante 40 años”, explica Garzón en un vídeo en apoyo a la novela, que va ya por su tercera edición.

Justicia es lo que venía reclamando desde hacía años Cassà, que por primera vez vio aliviado su dolor con la declaración de reparación firmada en 2011 por el entonces ministro de Justicia, Francisco Caamaño, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, hoy desmantelada por el Gobierno del PP. Lee el documento con orgullo y lo guarda como un tesoro. “La primera vez me dijeron que mi abuelo había muerto porque lo cogió un tren. Hasta que no tuve más de 30 años no me dijeron un escueto 'Franco lo mató'. Y hasta que Franco no murió no oí hablar de las cartas que mi abuelo envió a mi abuela, Ángela, desde el barco. Mi abuelo no fue un criminal de guerra, mi abuelo fue un socialista que murió por defender la República”, cuenta en la presentación de la novela en Sanlúcar la Mayor, uno de los pueblos por los que pasó aquella columna de trabajadores, el lugar donde regresó malherido uno de los mineros y donde se produjo la clave para que todos los procesados fueran condenados a muerte. “No lo voy a revelar para que os leáis el libro”, avisa Adamuz ante el público de la biblioteca pública Juan Ramón Jiménez. No queda ni una silla libre. Hay un niño y un bebé en la sala.

[Leer completo en infolibre.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—Gracias a la automoción, Ávila prosperará por fin. —¡Qué bien, nos pondrán una fábrica nueva! —Qué va, creo llamarán Ávila a un nuevo modelo de coche.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto