estamos pensando...

Un paso al frente

¿Aznar? ¿Agag? ¿Morenés? ¿El Rey? ¿Quiénes ganarán dinero con los bombardeos?

2015-11-22 01:15:37

Luis Gonzalo Segura

La realidad, le pese al que le pese, es que la guerra es la fábrica de la que saldrán nuevos terroristas y atentados. Las bombas que caen en las ciudades no tienenprecisión quirúrgica como alguno me ha hecho saber, ni preguntan por el bueno o el malo (si es que es tan fácil la distinción). Lo que si generan es ese eufemismo con el que escondemos la muerte de muchas personas: daños colaterales.

Si hacemos el esfuerzo de situarnos en la piel de uno de los familiares afectados por esos daños colaterales es muy posible que comprendamos el motivo por el que cada día hay más terroristas y su apoyo crece. Si nos situamos en el lugar de todos aquellos que mueren de forma anónima y cuya vida tiene diferente valor por el hecho de no ser europea, también podríamos entender gran parte del problema.

La noticia de una explosión en un mercado de Nigeria (causa 32 muertos y 80 heridos), producida hoy mismo (18/11/2015), no merece para El mundo aparecer en la portada digital y ha sido postergada a la sección internacional. Toda la atención se sitúa en París y sus consecuencias, el resto no importa.

Un merecimiento que tampoco tuvo el asesinato de 150 estudiantes en Kenia en abril de este año, que pasó desapercibido entre la ciudadanía. No vaya a ser que nos percatemos que la mayoría de las víctimas del terrorismo son musulmanes y no se encontraban en Europa cuando perecieron o que comprendamos que los refugiados huyen del mismo terror que tanto nos ha conmocionado.

Pero no vamos a hablar de ese tema ni de lo absurdo que supone aumentar las penas de cárcel para disuadir a una persona que está dispuesta a morir, ni del tremendo error que suponen los bombardeos. Hablemos de los que posiblemente vayan a ganar dinero con todo este asunto. Es patético que haya personas que obtengan beneficios económicos, réditos electorales o de otro tipo con la masacre de París y los posteriores bombardeos, pero sucede.

Hace casi quince años emprendimos dos guerras que dieron como resultado casi dos millones de muertos (más según algunas estimaciones) entre Irak y Afganistán y no sirvieron para cumplir ninguno de los objetivos marcados. Tanto uno como otro son dos estados fallidos, refugio ideal de grupos terroristas y cantera de la que reclutar jóvenes deseosos de inmolarse.

Nadie puede negar que estos dos conflictos (podríamos remontarnos mucho más en el tiempo) están en el origen tanto de los atentados de París como de los dos millones de refugiados que se agolpan a las puertas de Europa, pero también están en el origen de mucho más.

Las portadas dedicadas a la guerra por muchos medios de comunicación y la contundencia de las palabras empleadas por muchos dirigentes han conseguido que suban en la bolsa las empresas dedicadas a la fabricación de armas. Es decir, mientras los cadáveres estaban aún calientes muchos pensaban en hacer negocio. Y lo están haciendo.

[Leer completo en publico.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

Éxitos musicales del 2017: Nº 1 Fonsi Nieto: “Despacito, tren Ávila-Madrid”, Nº 2: Malú, “Invisible, museo del Prado en Ávila”.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto