estamos pensando...

La lista de morosos representa solo el 30% de la deuda total pendiente de cobro por Hacienda

Excluye a los principales deudores y a multinacionales

2015-12-26 12:28:48

Los ingresos de Hacienda por la deuda pendiente de 52.000 millones cayeron un 9,3% en 2014, hasta 631 millones. Mario Conde, Dani Pedrosa, los hermanos Areces y Lorenzo Sanz, son algunos de los nombres que figuran.

Nuevatribuna.es, 23 de diciembre de 2015

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) lamentan que la lista de morosos publicada este miércoles por el Ministerio que dirige Cristóbal Montoro deje fuera a los principales deudores y a las grandes empresas y multinacionales. En este sentido, consideran que debería incluir también los nombres de los acogidos a la amnistía fiscal y los que aparecen en la Lista Falciani, “dado el interés que suscitan entre los contribuyentes que cumplen puntualmente con sus obligaciones”.

En un comunicado, Gestha señala que en la lista deberían constar los nombres de los grandes defraudadores a los que la Agencia Tributaria ha descubierto importantes deudas y ha sancionado a pesar de haber pagado o aplazado multas millonarias en el plazo reglamentario. Asimismo, lamentan que se excluya también la información del pago real de impuestos de cada multinacional y grupo empresarial con referencia a su volumen de ventas y beneficios contables en España. Para los técnicos sería interesante que los ciudadanos pudieran conocer la práctica fiscal de las 4.752 mayores compañías del país, que facturan más de 45 millones de euros, ya que estas firmas suelen llevar a cabo una planificación fiscal agresiva, llegando a tributar por debajo de la mitad de una pyme.

En dicha lista destacan insolvencias de grandes inmobiliarias, concesionarias de autopistas o empresas del sector de automoción. También incluye algunos nombres famosos como clubes deportivos, deportistas, exjueces o algunas empresas vinculadas a la familia Ruiz-Mateos, como Clesa o el grupo Dhul; Air Comet o Viajes Marsans que pertenecieron al grupo empresarial del expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz-Ferrán; o Sánchez Romero Grupo Inmobiliario, promotora y constructora de la cadena de supermercados, entre otros.

Gestha también constata que la lista sólo representa el 30% de la deuda total pendiente de cobro por Hacienda, que asciende a 52.200 millones de euros. Además, de acuerdo con el ratio de cobro de estas deudas que el Gobierno ha reconocido ante Eurostat, se podrían perder unos 8.834 millones de este listado de 15.600 millones de euros porque la mayoría de los deudores son en su mayoría sociedades que se encuentran en concurso de acreedores y algunas en liquidación.

De esta forma, los técnicos reconocen que por el mero hecho de hacer pública la lista de morosos no se van a aumentar los ingresos en concepto de deuda pendiente de cobro, ya que estas sociedades no generan recursos suficientes para garantizar el pago de la deuda. De hecho, estos ingresos cayeron un 9,3% en 2014, al pasar de de 6.808 millones a 6.177 millones de euros. Asimismo, aunque reconocen que se abre una rendija de transparencia, tampoco consideran que sea una medida eficaz para reducir la deuda que la Agencia Tributaria tiene pendiente de cobro, sobre todo, cuando se ha multiplicado por dos en los últimos diez años.

Para aumentar la eficacia de la medida, los Técnicos de Hacienda consideran necesaria una modificación de la ley que permita completar la información con los nombres de los 825 responsables solidarios o subsidiarios de alrededor de 1.500 millones que adeudan algunas de las empresas de esta lista. Además, creen que el mero hecho de hacerlo público no va a reducir la deuda que tiene la AEAT pendiente de cobro, la cual se ha multiplicado por dos en los últimos diez años.

Una trampa para maquillar los resultados

En opinión de Gestha, una de las causas que determinan esta espiral de crecimiento de la deuda en la AEAT es la implantación en 2013 de una norma interna que concentra en menos de 150 jefes de equipo la dirección y planificación de cientos de miles de expedientes que se tramitan la recaudación.

Esta incapacidad para tramitar tantos expedientes provocó que en octubre pasado los aplazamientos o fraccionamientos de pagos a Hacienda se elevaran a 30.000 euros, desde los 18.000 euros anteriores, además de permitir que la tramitación se realizara a través de proceso informatizado masivo. Para los Técnicos, conceder informáticamente aplazamientos sin garantía no asegura que las deudas se paguen, pero permite durante un tiempo que ese impago no engrose la cifra de deuda total.

[Leer completo en nuevatribuna.es]

 

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

–Mira, papá, ¿qué es eso que hay en el suelo? –¡Cuidado! No te acerques que es peligroso. Es un libro.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto