estamos pensando...

David Bowie en doce canciones perfectas

Del espacio a la resurrección

2016-01-13 01:38:41

Del espacio a la resurrección: David Bowie en doce canciones perfectas

Repasamos doce canciones (no podíamos quedarnos solo con diez) que han marcado la carrera de David Bowie y que pasarán a la historia de la música

Belén Remacha, eldiario.es, 11/01/2016

Space Oddity

Era 1969 y Estados Unidos y la URSS se disputan la carrera espacial. Un año antes, Stanley Kubrick estrena  2001: Una odisea en el espacio. Bowie crea entonces otro emblema del imaginario popular: aquel astronauta llamado Major Tom. Space Oddity formaba parte del disco del mismo título, fue empleado por la BBC para ilustrar el alunizaje del Apollo 11 y actualmente no hay persona sobre la tierra que no haya terminado una noche de fiesta cantándola.

Una cuenta atrás marcaba el inicio de un viaje en cohete que terminaría con Major Tom perdido en su “nave de hojalata” sin poder responder a la llamada de la base ("can you hear me, Major Tom?"). Hoy Bowie se ha ido y todos sus fans lo proclaman más que nunca: "The stars look very different today”.

The man who sold the world

“Estás cara a cara con el hombre que vendió el mundo”. Esa frase lapidaria se convirtió en otro clásico. The man who sold the world estaba incluida en un álbum con el mismo título, el tercero de su discografía, editado en 1970. No tuvo un gran éxito comercial, pero es clave en su carrera. Sobre todo, por tratarse de su primera colaboración con los Spiders from Mars, su banda de apoyo.

La crisis de identidad que vivía Bowie la reflejó en este hombre que vendió el mundo, un hombre que no se reconoce a sí mismo en el espejo. Más tarde, David explicó que quiso hacer con ella un homenaje a esa juventud de la que entonces formaba parte. Una canción que vivió un resurgir para las nuevas generaciones: Nirvana incluyó una versión en su  MTV unplugged que marcó otra época, el grunge de los 90.

Changes

Changes formaba parte de su cuarto disco de estudio, Hunky Dory, de 1971. Fue lanzado como single en enero de 1972. Este alegato a la ambigüedad y la facilidad para reinventarse y camaleonizarse se convirtió con los años en un imprescindible de las bandas sonoras (aparece en Los Simpson o Shrek), los karaokes e incluso los anuncios publicitarios. Cultura popular hecha canción. Ese característico toque tartamudo corre a cargo de los arreglos en la composición, saxofón y teclados de Rick Wakeman y Mick Ronson.

Starman

En 1972 David Bowie, nacido como David Robert Jones en el barrio londinense de Brixton, tenía 25 años, y su último éxito, Space Oddity, ya tenía 3 años. Sus otros temas ya mencionados, hoy legendarios, no consiguieron en su momento hacerse con las listas de ventas. Pero de nuevo la temática cósmica le brindó un clásico: por algo muchos defendían que aquel genio con heterocromía no podía ser de este mundo.

Starman presentaba el mítico y ambicioso disco  The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars. David tomaba en este corte la voz de un extraterrestre, Starman, enviado a la tierra por el andrógino ser sideral Ziggy para propagar un mensaje de esperanza.

Hacía sólo cinco años que la homosexualidad era legal en Inglaterra, y Bowie declaraba promocionando el álbum que “era gay y siempre lo había sido”. Ziggy fue la explosión del Glam Rock, del mito y de las grandes audiencias. Hoy muchos recuerdan a aquel Starman que desde el 10 de enero de 2016 está “esperando en el cielo”. 

[Leer completo en eldiario.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

—Gracias a la automoción, Ávila prosperará por fin. —¡Qué bien, nos pondrán una fábrica nueva! —Qué va, creo llamarán Ávila a un nuevo modelo de coche.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto