estamos pensando...

Antonino González Canalejo, nuevo doctor

El regeneracionismo y la Institución Libre de Enseñanza en el descubrimiento de las montañas españolas

2016-01-26 18:49:19

Un muy numeroso grupo de personas (familiares, amigos y –lo que es más de destacar- numerosos especialistas) asistieron ayer en Salamanca a la defensa que el ya doctor Antonino González Canalejo hizo de su tesis doctoral en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Salamanca. Titulada El regeneracionismo y la Institución Libre de Enseñanza en el descubrimiento de las montañas españolas: Guadarrama y Gredos, la tesis fue dirigida por los doctores Valentín Cabero Diéguez y María Isabel Martín Jiménez.

El estudio, tras el que hay un largo y trabajo, está conformado por dos partes nítidamente diferenciadas. En la primera, “De Madrid a la Sierra de Guadarrama”, González Canalejo analiza con todo lujo de detalles el impacto que la Institución Libre de Enseñanza provoca en la educación española a través de la extensión universitaria, las universidades populares así como con la Escuela Nueva de Núñez de Arenas, la Liga de la Educación Política de Ortega y Gasset y las Casas del Pueblo. Más se detiene en el descubrimiento de la las montañas, en el cambio de actitud y de percepción de las mismas que da origen al alpinismo, al excursionismo y también a la construcción de sanatorios en las mismas. Importante son, en esta apartado, las páginas dedicadas a la Sociedad Peñalara de Alpinismo, así como a otras instituciones y sociedades que permitieron que numerosos habitantes de las ciudades miraran hacia los montes próximos con otros ojos.

Pero lo auténticamente novedoso de la tesis de Antonino González Canalejo, y así lo reconoció el pluridisciplinar tribunal que juzgó su trabajo, es la segunda parte: el descubrimiento de Gredos. Tras realizar una aproximación a la sierra y a los espacios profundamente humanizados en sus dos vertientes, elabora una completa historia de la misma atendiendo a todas las fuentes imaginables. Es a través de estas, particularmente de numerosos documentos inéditos hasta la fecha, como el nuevo doctor llega a presentar la pequeña burguesía barcense, compuesta por liberarles, republicanos y socialistas, así como otras pequeñas “cortes” precedentes habidas en Arenas de San Pedro y Piedrahita. Desgrana con paciencia los avatares por los que pasaron los primeros exploradores, Amezúa y Zabala, el impacto de la declaración del Coto Real y la creación de sociedades fomentadoras del turismo como la Gredos-Tormes Hoyos del Espino y la Arenas-Gredos, la presencia del parador y la llegada de personajes notables como Unamuno o Hemingway. Con todo, posiblemente lo mejor de la tesis sea el capítulo décimo centrado en el Sindicato de Turismo y Alpinismo de El Barco de Ávila y las vicisitudes por las que pasó.

Parece urgente que las autoridades abulenses, o cualquier editorial de prestigio, publiquen el resultado de una brillante investigación, que analiza pormenorizadamente el periodo transcurrido en la Sierra de Gredos entre 1885 y 1936 y que un tribunal compuesto por Miguel Ángel Troitiño Vinuesa, Pedro Tomé Martín y Ángela Barrón, consideró por unanimidad que es merecedor de la nota más alta posible. Su difusión permitirá que más personas conozcan, quieran y protejan estos espacios a los que Antonino González ha dedicado tantos esfuerzos. Y también la labor de gentes como Giner de los Ríos u otros menos conocidos como Constancio Bernaldo de Quirós o Pedro Canalejo. En última instancia, el nuevo doctor defiende en su trabajo que el conocimiento de la naturaleza coadyuva a una mejora de la humanidad. Desde una posición heredera de la Ilustración, defiende que caminar por un Gredos homenajeando a todos los que han cuidado y vivido estos parajes y a los que han abierto sus caminos, es una forma de salir de la culpable minoría de edad intelectual a la que las fuerzas de la reacción quieren abocarnos.

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

humor.corto

–Mira, papá, ¿qué es eso que hay en el suelo? –¡Cuidado! No te acerques que es peligroso. Es un libro.

>
Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto