estamos pensando...

Catedral de Calahorra, dígame

En los noventa, la "puerta del fosal" de la Catedral de Calahorra fue restaurada. Nadie previó nada excepcional, pero alguien quiso marcar la diferencia… El cantero al que se le ocurrió esculpir un teléfono móvil

2017-09-11 23:25:02

¿Son excentricidades, caprichos, aciertos o simples atropellos? En agosto, infoLibre recorre algunos de los anacronismos más sonados de las restauraciones del patrimonio histórico español

Eva Orúe | Sara Gutiérrez, infoLibre, 06/08/2017

Teléfono móvil esculpido en la puerta del fosal de la Catedral de Calahorra (La Rioja). AYUNTAMIENTO DE CALAHORRA.

 

Cada época tiene una conciencia de la historia, del pasado, y cada época tiene una sensibilidad dominante, y Javier Rivera Blanco, Catedrático de Historia de la Arquitectura y la Restauración de la Universidad de Alcalá, lo sabe bien.

"En el siglo XIX y comienzos del XX o durante el franquismo se pensaba por la sociedad y los restauradores que había que hacer las partes que le faltaban a un edificio como si fueran antiguas. También se podían eliminar elementos de épocas que no fueran las originales románicas o góticas o propias del edificio. Esto supuso la eliminación de la Puerta del Obispo en León, o la fachada del Palacio Episcopal de Burgos, partes de la fachada de la catedral de Cuenca o hacer nueva como antigua la fachada de la catedral de Barcelona".

Hoy en día, la legislación nacional e internacional impide las reconstrucciones sin datos probados o sin materiales originales, aunque hay excepciones "cuando la causa de la desaparición ha sido una guerra", como ocurrió con la biblioteca de Sarajevo, el puente de Mostar o la Frahuenkirche de Dresde.

Luego están aportaciones que, señala Rivera Blanco, "son muestra de cierta ironía de los restauradores", en ocasiones "no exenta de fundamento", aunque no siempre respetan el consenso actual que exige que "haya un equilibrio entre lo original y lo añadido para el bien del monumento".

Ring, ring

Algunos conocerán Calahorra por su Semana Santa, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en 2014; otros, por sus Jornadas Gastronómicas de la Verdura (y su ya celebérrima pasarela "Ciudad de la verdura"), que se celebran todos los años la última semana natural de abril y están consideradas fiesta de interés turístico regional.

También por su historia: esta ciudad riojana, de cuyos inicios bien se puede decir eso tan tópico de que "se remonta a los orígenes de los tiempos" (allí hubo asentamiento en el Paleolítico inferior, población estable a finales de la Edad de Hierro…), vivió un momento de máximo esplendor tras la conquista romana. Calagurris Nassica Iulia fue distinguida por Julio César y Augusto, acuñó moneda, acogió la administración de justicia y tuvo hijos notabilísimos: de origen calagurritano son Marco Fabio Quintiliano o Aurelio Prudencio.

Su Catedral, de exterior muy austero, está emplazada a extramuros de la ciudad, a orillas del río Cidacos. La mayor parte de la ornamentación se concentra en la portada occidental barroca (principios del siglo XVIII) y en la notabilísima portada norte o de San Jerónimo (siglo XVI).

En los años 90 del siglo pasado, el deterioro de la que también era conocida como "puerta del fosal", a buen seguro porque comunicaba con la plazuela donde antiguamente estaba el cementerio, era más que evidente, y se impuso la necesidad de una restauración. Nadie previó nada excepcional, pero entre quienes intervinieron hubo un artista que quiso marcar la diferencia…

Fue un cantero que, quizá convencido de que por muchos que sean los llamados pocos serán los elegidos si en el momento de la convocatoria no tienen un teléfono a mano, decidió esculpir un móvil.

Nadie que lo vea hoy en día podrá pensar que es fruto de una intervención de la era iPhone porque el artilugio tiene toda las trazas un Nokia, modelo rey en 1996. Así, cumpliría con la exigencia de "marcar la fecha" de la actuación y diferenciar lo nuevo de lo verdaderamente antiguo con la que algunos justifican este tipo de añadidos. Pero, ¿por qué un móvil?

[Leer completo en infolibre.es]

Comentarios

Escribe tu comentario

Su Comentario

Su Nombre

Otras noticias relacionadas

humor.corto

—Gracias a la automoción, Ávila prosperará por fin. —¡Qué bien, nos pondrán una fábrica nueva! —Qué va, creo llamarán Ávila a un nuevo modelo de coche.

Concurso de Micrrorrelatos Avilabierta

Lo último que hemos colgado

¿Quiénes somos? - Saliendo al paso - Aviso para navegantes - Contacto